Publicidad

El sudafricano mete miedo a pocos días de la disputa de la Copa del Mundo de Arzachena con la que podría ser una de las ‘machadas’ más bestias que hemos visto post confinamiento

En su afán para encontrar la zapatilla -y el sponsor- que más se adapte a sus necesidades, Richard Murray lleva varias gestas atléticas de talla más que reseñable.

Sus marcas en 5k a 2:43/km (13’37”), 3k a 2:39/km (7’58”) y ahora la milla a 2:32/km (1609m), dan cuenta de que Richard Murray podría tener no sólo un futuro en la media y la larga distancia, sino que un colchón por si nunca quiere emprender una aventura en el mundo del running si tuviese algún tipo de retorno económico importante.

Cabe decir que ninguna de estas marcas se ha realizado sobre tartán y por lo tanto, las distancias y los elementos que se dejan al azar, inciden directamente sobre el crono en el buen y el mal sentido. Sin embargo, en este último caso, Murray consigue esta marca después de un entrenamiento de bici, en el que realiza 4 series de 6 minutos, por lo que el valor de la gesta tiene aún más valor si cabe.

Publicidad

Según el mismo triatleta, esta es una sesión que nunca falla en la semana previa a una carrera:

”Es realmente dura, pero te deja más que listo”

Veremos si la chispa y la confianza de este entreno, le conducen a la victoria este sábado, donde se va a batir con rivales de enorme nivel en el 5000 final en Italia.

Su actividad completa de Strava, aquí.


Publicidad