Publicidad

La ciudad de St. George se ha convertido en un monumento histórico del triatlón en tan solo unos meses gracias a acoger 3 mundiales.

Entre hoy viernes 28 de octubre, y mañana sábado 29, la ciudad de St. George, situada en el estado de Utah (Estados Unidos), hará de punto de encuentro de más de 6.000 atletas, venidos de más de 100 países distintitos, para disputar el Campeonato del Mundo de IM 70.3. Esta, será la segunda vez consecutiva que la ciudad acoge este evento, y el tercer mundial que se organiza en poco más de un año.

85 millones en 13 meses

WTC -empresa organizadora y dueña de IRONMAN- cree que el mundial de IM 70.3 de este año, dejará un impacto económico en la ciudad y alrededores, de más de 30 millones de dólares. Esto, junto a lo que ya se generó en el mundial de 70.3 del pasado año, y el mundial de IM celebrado en octubre, se estima que St. George saque unos beneficios de unos 85 millones de dólares, en tan solo 13 meses.

“Estamos muy agradecidos por tener la oportunidad de poder devolver a St. George y Greater Zion, el favor de poder celebrar dos días de competición históricos,” ha dicho Diana Bertsch, vicepresidenta senior, de los Campeonatos del Mundo de IRONMAN.

Publicidad

A pesar de que las competiciones oficiales solo duran dos días, IRONMAN lleva organizando eventos y actividades deportivas para todas las edades durante toda la semana, lo que ha ayudado a que triatletas y acompañantes, se queden en la ciudad una media de 6 días, ampliando así el impacto económico.

“La comunidad y los residentes de la Tierra de la Resistencia están demostrando el increíble sentido de optimismo y bienestar que hay aquí, y el mundo entero está siendo testigo en primera persona. Es increíble poder formar parte de esta comunidad para conseguir algo tan grandioso”, ha explicado Kevin Lewis, director de la convención de Greater Zion y la oficina de turismo.

Publicidad