Publicidad

El joven estadounidense consigue el mejor resultado de su vida, contra un plantel de pros que incluía a un Lionel Sanders que ha demostrado caballerosidad

Sam Long lo ha conseguido.

Después de unos percances en los vuelos para llegar a Coeur d’Alene, en Idaho, el triatleta afincado en Boulder aterrizaría en una prueba dónde sonaba entre los favoritos, aunque tenia gente mucho más solvente por delante.

Ya en el agua, Long se dejó más de 4 minutos -poco para él- con Balazs Csoke, que marcó un tiempazo de 49:43 para los 3800m.

Publicidad

El grupo de Sanders por su parte, cedería poco más de 2 minutos, saliendo del agua con Justin Metlzer y otros aspirantes al triunfo como Cody Beals, Pedro Gomes y Tim Rea.

Ya sobre la bici, el recital que marcó Long fue de enmarcar. Un registro de 4:18:57 para endosarle 3’20” al parcial de  Sanders -a priori superior a “The Big Unit” sobre la bici- que se traduciría a un minuto y medio de renta de cara al maratón final.

Al paso por el km 15, las diferencias entre ambos triatletas eran mínimas, después de un titánico esfuerzo del de Canyon para recortarle a Sam, para dedicarse unas palabras en el momento en el que el dúo parecía iniciar otra batalla a lo St George.

Sin embargo, al paso de los minutos, el canadiense empezó a mostrar signos de debilidad, que no tardaron en sentenciar al propio Subcampeón del Mundo, haciéndole caer unas valiosas posiciones, a tiempo que Long volaba hacia su segundo título IM.

Finalmente, y después de marcar un maratón de 2:51:13, Sam Long se llevaría una de las carreras con más hype de los últimos meses, con 8:07:40.

Metzler sería el mejor a pie para entrar a más de 5 minutos de Long, llevándose el slot de la carrera, mientras que Gomes ocuparía el tercer puesto del podio, entrando a nueve minutos de Long.

El gesto de caballerosidad vino por parte de Sanders, que aún teniendo en breves un reto con el mismísimo Frodeno (18 de julio), ha optado por completar como ha podido el maratón para entrar en 11º plaza.

Categoría femenina

La británica Langridge ha firmado una carrera perfecta de principio a fin, después de estar en la pomada desde al salida de la natación, con unos tiempos a nado y bici que les permitirían de correr cómodamente.

Langridge haría lo propio en los 180km de bici para marcar un potente parcial de 4:49:07, que luego pagaría a pie para entrar en meta con 8:54:51

El calor haría mella entre las perseguidoras en una jornada dura, dónde las compañeras de podio serían Fenella Langridge, segunda por 5′ y Linsey Corbin, tercera a más de 13 minutos.


Publicidad