Publicidad

El estadounidense y el canadiense están invirtiendo muchas horas en la natación para hacer frente a su gran debilidad

INTRODUCCIÓN


Sam Long y Lionel Sanders están inmersos en su preparación para una temporada en la que muy posiblemente no se vayan a encontrar debido a los caminos opuestos que han elegido de cara a su 2024. 

Publicidad

En el caso del estadounidense y número 9 del ranking PTO, el T100 Triathlon Tour será su gran objetivo de la temporada. Aunque a lo largo de su trayectoria le hemos visto disputar carreras de Larga Distancia y en algunas de ellas mostrando un gran rendimiento, la Media Distancia ha sido donde más se ha dejado ver y donde mejores resultados ha obtenido. Esa puede ser una de las razones por las que el autor del eslogan “YO YO YO” se ha decidido por el gran evento de la PTO para esta nueva temporada que se correrá bajo la distancia de 100 kilómetros. 

Por el contrario, a pesar de anunciar en 2022 tras su mal resultado en el Campeonato del Mundo Ironman en Kona con ese 34 lugar que no volvería a la Larga Distancia hasta verse competitivo, Lionel Sanders se reencontrará con la distancia reina en 2024 para luchar por esas Ironman PRO Series y sobre todo para intentar llevarse el sueño de su vida, el Mundial de Kona que tan cerca tuvo en 2017. 

VOLUMEN DE NATACIÓN 


Pues bien, ambos, que están preparando su temporada en casa, en el estado de Arizona, se están centrando en intentar hacer frente a esa gran debilidad que lleva persiguiéndoles desde sus inicios en el triatlón y que parece haberse acentuado por culpa del gran rendimiento que están mostrando los nuevos triatletas que están dando el salto a la Media y Larga Distancia. Un segmento, el de la natación, que si bien siempre ha sido importante, en los últimos años se ha visto que es totalmente relevante si se quiere luchar por los puestos de honor en cualquier carrera con cierto nivel. 

Teniendo eso en cuenta, tanto Lionel Sanders como Sam Long están intentando dar ese gran paso en la natación que les permita poder luchar por las carreras más importantes y es por ello que hemos visto como en las últimas semanas están metiendo auténticas animaladas en la piscina con sesiones de 6.000m, dobles sesiones y semanas de más de 40 kilómetros  de natación. 

El propio triatleta de Canyon contaba hace pocos días que durante esta pretemporada estaba utilizando las sesiones de carrera a pie y bici para trabajar esa capacidad aeróbica y estaba dejando las sesiones de agua para realizar los entrenamientos más exigentes de la semana incluyendo mucho volumen y mucha intensidad. Por su parte, Sam Long subía a sus redes sociales que durante la última semana había acumulado 40 kilómetros de natación en una semana de 40 horas de entrenamiento

CONCLUSIÓN


Aunque la natación tiene un gran componente técnico, veremos si estos entrenamientos de más de 40 kilómetros semanales podrán hacer que tanto Sanders como Long puedan no perder mucho tiempo en el segmento del agua y poder luchar por las grandes competiciones que tendrán durante la temporada 2024 tanto en las Ironman PRO Series como en el T100 Triathlon Tour

Publicidad