Publicidad

“El Capitán”, a sus 36 años, regresó hoy a las Series Mundiales con una auténtica exhibición. Solo el francés Coninx pudo batirle al sprint.

Cinco campeonatos del mundo, 36 años y… ¡No se cansa de dar recitales! Javier Gómez Noya volvía hoy a las Series Mundiales tras año y medio de parón. Su estado de forma en una competición tan exigente era una incógnita, pero él mismo se encargó de demostrar que sigue siendo el de siempre y que es capaz de ganar a cualquiera.

La 2ª cita del circuito comenzó con el francés Vincent Luis mandando en el agua. Lideró gran parte del segmento de natación y completó los 1.500 metros en 17’50”. Javi nadó a un gran nivel y salió a 13″, seguido bien de cerca por Antonio Serrat. Más atrás, a 26″, llegaron a la T1 Vicente Hernández y Alarza sin opciones de meterse desde el principio en el grupo cabecero en el segmento ciclista. Lejos, a 1’12”, entró en boxes un Mario Mola que no tendría su mejor día.

A pesar de que Gómez Noya y Antonio Serrat entraron en el bloque líder con otros favoritos como Vincent Luis, Jonathan Brownlee o Schoeman, la cabeza de carrera no consiguió aprovechar esa ventaja y a falta de 15 kms enlazó el grupo de Alarza y “Chente”, formándose un gran pelotón de más de 20″ que llegaría compacto a la T2. Aún y así, antes de la transición habría movimiento. A 7 kms del final del sector, el alemán Schomburg se atrevió a atacar, se fue en solitario y se bajó a correr con 35″ de ventaja que no sería capaz de materializar a causa de ese gran esfuerzo.

Publicidad

Cuatro de los “gallos” de estas Series Mundiales, con la gran ausencia de Mola, tardaron poco en ponerse al mando de la carrera en el segmento a pie. A falta de 5 kms para meta, Javi, los franceses Luis y Coninx y los noruegos Blummenfelt y Iden ya marchaban en solitario y prometían espectáculo en una gran batalla por la victoria. Y así fue. El gallego se propuso demostrarle a sus rivales y al mundo entero por qué es el mejor triatleta de la historia ITU. A falta de 3 kms impuso su ritmo, descolgó a Luis y Blummenfelt y se la jugó al sprint con Coninx, vencedor final, y un Iden al que le arrebató la plata a escasos metros de la llegada. ¡Escandaloso!

Tras Javi, el mejor español fue Fernando Alarza, que acabó 9º. Antonio Serrat fue 20º, Mario Mola 26º y “Chente” acabó en 40ª posición.

Publicidad