Publicidad

Luego de un 2020 histórico, el sector del ciclismo sigue registrando récords que harán que los precios de todo el material siga en alza

Hace muchos meses que el mundo del ciclismo vive en una burbuja que no para de crecer.

No sólo han sido los nuevos usuarios de la bici, que han elegido el ciclismo como deporte a practicar luego del confinamiento, sino que las restricciones y el cambio de paradigma, así como el ‘urbanismo táctico’, han propiciado que las bicicletas estén inundando las ciudades.

Todo ello ha hecho que el mercado lleve meses desbordado. Sólo en el primer trimestre de 2021 en España, se han registrado 95,6 millones de euros en importaciones -un 43% más que el 1r trimestre de 2020 y un 22% más que en 2019.

Publicidad

Marzo, mayo, junio, agosto y diciembre fueron meses que crecieron en un 30%, por lo que cualquier caída de ventas era casi negligible.

Curiosamente, el país dónde los españoles compran más bicis, es a Portugal, aunque el flujo de capitalización ha sido de largo mayor en China, Francia y Austria.

En el caso de China, las importaciones se han visto triplicadas este primer semestre, ya que es el momento en el que las fábricas están volviendo a su pleno funcionamiento, después de que el año pasado, colapsaran por completo el mercado mundial.

Exportaciones desde España

Por lo que respeta a las exportaciones, el crecimiento va de la mano con las importaciones.

El primer trimestre se cerró con 69 millones de euros en total, lo que representa un 44% más que en 2020.

Los franceses son los principales clientes de los productos fabricados en España, seguido por Alemania y Reino Unido, que pese al Brexit ha sido el país cuyo registro de exportación ha crecido en mayor medida este 2021.

En definitiva, este 2021 promete ser el más ‘potente’ del último lustro, con vendas que pueden llegar a ser más del doble que en 2016, por ejemplo.

Fuente: Palco23


Publicidad