Publicidad

El lituano ha vuelto a pulverizar la plusmarca mundial de 100 kilómetros a pie por más de 3 minutos y a un ritmo de 3:39/km

No hay nada como correr en casa. Lo sabemos todos los que practicamos deporte. Esa sensación de poder infinito cuando corremos por las calles que nos han visto devorar kilómetros y derramar sudor durante años. Familia, amigos y conocidos se volcaron con el héroe local, en este caso, Aleksandr Sorokin, el hombre que vuelve a desafíar los límites del ser humano en la ultra distancia en la World’s Fastest Run.

100km en 6:05:35, lo que supone una rabaja de 3 minutos y 39 segundos respecto a la marca que el mismo había conseguido en abril del año pasado. Lo hizo calzando un modelo de Alphafly 2, como ya viene siendo habitual en sus asaltos a las enormes distancias, sea en ruta o pista. Todo ello, reforzado con semanas de volumen masivo que llegaban a cerca de 300km a pie, sumados al trabajo de gimnasio.

La World’s Fastest Run

El evento fue organizado exclusivamente para que el lituano rompiese su anterior marca. El desafío contó con la participación de casi 30 atletas de élite de diferentes países, y se llevó a cabo en la ciudad de Vilna, de dónde es natural Sorokin. El circuito consistía en dar vueltas a una pista cuadrangular de asfalto de exactamente 1,644 km -ya que fue certificada por la World Athletics-.

Publicidad

Intocable en

Tras cruzar la línea de meta, el ultrarunner no podía contener su emoción y declaraba: “Estoy extremadamente feliz de haber batido un récord mundial y de haberlo hecho en mi ciudad natal. Vilnius es el lugar donde comencé a correr, y es un gran placer para mí hacer historia aquí”.

Con este (revalidado) récord, Sorokin acumula 8 plusmarcas mundiales, entre las que destacan las de 24h corriendo, 6h corriendo, las 100 millas y las 12h -conseguidas en el mismo día- y una de las típicas historias de superación, que parten del tabaco y la mala alimentación, hasta convertirse en una inspiración para el mundo del atletismo.

 

Publicidad