Publicidad

En esta nueva entrega de los SwimTips de la mano de Zone3 y de nuestro entrenador Félix Pérez Alejos hablamos de los tipos de giro en boya, un aspecto técnico del triatlón que te ayudará a restar unos segundos al crono.

¿Cuántos somos los que nos angustia llegar a la boya y aún no tenemos claro como afrontarlo sin agobios? Este artículo no os quitará de encima al resto de triatletas pero si te enseña los tipos de giro que existen para que practiques con cuál te sientes más seguro.

En cualquier caso y en cualquier giro, importante es respirar hacia el lado en el que tengas menos gente y evitar así un golpe en las gafas o que te “regalen” un indeseado trago de agua al abrir la boca para respirar.

GIRO DE CROL


Es el giro convencional entre el “populus”, es decir, el más habitual. Sigues con tu nado de crol utilizando el brazo más cercano a la boya como timón, mientras el contrario realiza la fuerza para impulsar.

Publicidad

También es importante que la pierna contraria acompañe con una patada más fuerte en esos momentos para avanzar más rápido.

¡Recuerda! contra más rápido salgas de ahí, más rápido dejas atrás el agobio.

GIRO COMBINADO CROL-ESPALDA


En este giro añadimos una dificultad técnica pero si lo realizas correctamente vas a crearte tu espacio en la zona y vas a ganar algo de tiempo. Este giro es especialmente práctico en giros de boya de 90 grados ya que con un solo giro de espalda vas a tomar el rumbo deseado sin complicación. En los giros de 180, obviamente son dos ciclos pero es igualmente efectivo. ¡Pruébalo!

GIRO COMBINADO CROL-PIES BRAZA


Quizas es el menos ortodoxo pero si lo practicas te darás cuenta que cumple una doble función: Los pies de braza ayudan en la dirección además de “protegerte” ganando tu espacio sobre los otros triatletas que llegan por detrás. Obviamente la intención no es golpear pero, por el instinto de protección, un triatleta a cercano en tu zona de giro, si detecta un cambio en tu nado bajo el agua, va a tener tendencia a alejarse, con lo cual…¡tu ganas!

Cualquiera de los tres tipos de giro mencionados o si conoces algún otro necesitan su práctica. Llévate una boya a la piscina y práctica solo o poniendo la dificultad de hacerlo en compañía.

Para fijar la boya, nosotros atamos las aletas a la cuerda de esta boya de 28L de Zone 3…y ni tan mal!

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=f9sEOqOv7zs[/embedyt]

Publicidad