El de Tui pone a las zapatillas más polémicas de la historia bajo el prisma de un triatleta de media y larga distancia, que las ha podido exprimir a tope en sus carreras más importantes de este 2020

Si hay alguien con autoridad para hablar de las Alphafly, ese es Gustavo Rodríguez.

El gallego ha subido un post explicando los pros y contras del modelo con el que ha competido en sus últimas carreras; Bilbao, Caminha y Sevilla, en dónde ha obtenido buen rendimiento a pie, a pesar de que hay muchos puntos en los que el de Giant no se ha cortado, ya que no es lo mismo que una zapatilla rinda para la carrera a pie, que lo haga en un triatlón.

Factores como la sujeción, la capacidad de transpirar, y la comodidad de los materiales de construcción, son alguno de las características que pueden penalizar de la misma manera que el carbono puede ayudar a ser más rápido.

Nunca conseguiremos sacarle el 100% a una zapatilla que no nos deja correr cómodamente o que puede llegar a causarnos heridas, ya que estas podrían llegar a ser tan dolorosas, que nos impidieran seguir dando nuestro máximo en carrera.

Lo mismo ocurre al momento de calzarnos las zapatillas. La horma y el hueco en el que introducimos el pie se ha compactado, y eso puede significar una pérdida de tiempo en la T2.

Otro punto a considerar, es la inestabilidad de este modelo al afrontar secciones técnicas o curvas. La poca estabilidad de la suela ‘pide’ un terreno fácil, rápido y sin giros. De lo contrario, estamos comprometiendo la integridad de tendones y articulaciones.

Eso sí, Gustavo también ha hablado de los aspectos positivos de la zapatilla, que no es otro que el del tremendo efecto de velocidad que transmiten al correr con ellas. No sólo en los aspectos de retorno de energía y daño muscular reducido, sino que la sensación de ir rápido es algo que es totalmente empírico con las Alphafly.

Las conclusiones finales de Rodríguez:

”1. Si realmente tu objetivo es buscar un slot o buscar un determinado puesto en una clasificación, definitivamente estás tienen que ser tus zapatillas para competir.

2. Por contra, si la cosa va de luchar por encontrar tu mejor versión ¿Realmente te compensa gastar 300 pavos en estas zapas?
3. Evidentemente correrás más rápido, pero realmente no serás tú el que haya mejorado. Si en la piscina me meto un test 1500 con neopreno, sé que lo voy a nadar 3-4″ por 100m más rápido que sin él, pero personalmente, la marca que me vale, es nadando a pelo (bueno… Con bañador). Aunque, por otro lado, si permiten neopreno, siempre me lo voy a poner
4. Y por último… definitivamente mi pié no debe ser como el de Kipchogue”

Click aquí para ver su publicación completa en su cuenta de Facebook

Comentarios

comentarios