Publicidad

Este domingo, ha tenido lugar la prueba de la Copa del Mundo de Triatlón correspondiente a la ciudad de Madrid. Mil quinientos metros de natación, cuarenta kilómetros de bicicleta y diez de carrera a pie, han coronado como triunfadores de la competición a Taylor-Brown y Sissons.

Todo empezó a las once menos cinco minutos de la mañana, la prueba élite femenina daba el pistoletazo de salida en el lago de la Casa de Campo. Al finalizar la natación, podíamos ver a Carolina Routier en primera posición, posteriormente, se conformaría un grupo de seis en la cabeza de la prueba de ciclismo, entre las que se encontraba la española. Fue un auténtico espectáculo el que nos brindaron en las siete subidas a la Cuesta de la Vega, con arrancadas e intentos de fuga.

A la transición, que tendría lugar frente al Palacio de Oriente, llegarían destacadas las seis triatletas anteriormente mencionadas, entre las que se encontraban Routier y Taylor-Brown (que posteriormente se alzaría con el triunfo).

En la carrera a pie, rápidamente la triatleta de Manchester se destacaría en solitario, llegando finalmente a la meta con 51 segundos de ventaja sobre la segunda clasificada (Spivey) y 1:22 sobre Burns. Finalmente, Carolina acabaría en la sexta posición y Anna Godoy en la décima.

La prueba masculina comenzó a las 13:15, el primero en salir del agua sería el francés Coninx, que posteriormente formaría parte del grupo de cabeza en la prueba de ciclismo, junto a otros cuatro participantes, entre los que se encontraba el ganador final, Sissons.

Publicidad

En la parte de ciclismo, ocurriría algo muy parecido a lo sucedido en la prueba femenina, fue un auténtico espectáculo la Cuesta de la Vega, y obligó a retirarse a bastantes participantes. Por desgracia, también tuvimos que lamentar alguna que otra caída en una zona con un pequeño túnel.

A la última transición, llegarían los atletas muy esparcidos en varios grupos. Sería el segundo clasificado, el francés Montoya, quien marcaría el mejor parcial a pie, con 33 minutos y 21 segundos, pero insuficiente para poder arrebatarle la victoria final a Sissons. El podio le cerraría Viain. Mientras que el mejor español, sería Antonio Serrat con el octavo lugar.

El principal favorito, Blummenfelt, tercero en las Series Mundiales de Yokohama, se tuvo que conformar con un discreto decimoquinto puesto.

Fue una mañana cargada de emoción la que hemos podido vivir en la capital, ojalá pronto podamos volver a disfrutar de una prueba de las Series Mundiales.

Publicidad