Publicidad

A día de hoy existen muchos métodos de entrenamiento diferentes, aunque la mayoría tienen en común alguna relación entre sensaciones y datos. El británico nos cuenta su metodología

¿QUÉ SON LOS ”DATOS” Y LAS SENSACIONES?


¿Qué significa exactamente entrenar por sensaciones y qué implica sentirse de una manera u otra? ¿Cómo puede uno guiarse por un pensamiento que dice “¡Vamos! Me siento increíble, entrenaré hoy y entrenaré a tope”. Y luego, al día siguiente, “Oh, me siento como basura, no creo que me mueva del sofá “. Parece que fiándonos de esta bipolaridad no llegaremos a ninguna parte, ¿O tal vez sí?

Y hablando de la frecuencia cardíaca, ¿calculas tu máximo y, digamos, 4-6 zonas de fácil hasta gas a fondo? Seguro que después ni las respetas y aprietas cuando no toca.

Tim Don es partidario de usar el ritmo cardíaco en la bicicleta (así como la potencia) y también cuando corre. En la piscina, no usa medidor de frecuencia, sino que miro el crono y me guía por las sensaciones. Durante sus años como profesional, desde 1997, dice que una de las claves ha sido contar con unos entrenadores increíbles que lo han construido como atleta.

Publicidad

EN MIS TIEMPOS


En 1994, cuando todavía estaba en la escuela, fue entrenado por, Graham Fletcher, que estudiaba ciencias del deporte en la universidad. Le encantaba la ciencia y aplicarla al alto rendimiento, por lo que fue una excelente manera de ayudarlo cuando era un muchacho quería ir a exprimirse en cada sesión y demostrar que era bueno… Hasta que reventó. Sin embargo tuvo la oportunidad de ser uno de los primeros triatletas a trabajar con vatios en la bici, con unos de los primeros modelos de SRM

TRES ZONAS BÁSICAS


Fletcher fue capaz de establecer tres zonas básicas para que él siguera en sus entrenamientos: fácil, medio y fuerte. Era muy simple, pero le funcionó.

Pudo sacar sus sesiones fáciles fácilmente. Se trataba de entrenar inteligente, no siempre en ese ritmo medio-duro que te va consumiendo y que solo revienta al cuerpo mental y físicamente.

ESCRIBIR UN DIARIO DE DESCANSO


Solían registrar la frecuencia cardíaca diaria en reposo, así podían saber si estaba fatigado o si iba descansado, para que se recortase el entreno si así lo requerían las circunstancias.

POTENCIA Y RITMO CARDÍACO


Actualmente usa vatios / potencia en la bicicleta junto con la frecuencia cardíaca, y junto a ello, TrainingPeaks y su entrenador Matt Bottrill. Siguen su progreso y también ven cuándo retroceder o cuándo es un buen momento para meter un punto más, a veces con algunos días o incluso una semana de anticipación.

HERRAMIENTAS PARA MEJORAR


Sin embargo, las métricas y los datos que utilizan para el rendimiento son sólo herramientas, y no son la bíblia. Tim asegura: ”Deberíamos usarlos para ayudarnos a mejorar cómo atletas y para ser un entrenador más consistente, así como para proporcionarnos mejores datos de ritmo en los entrenos y especialmente en las carreras. Y cuanto más larga sea la carrera, más importante será ponerte un ritmo objetivo”

”No queremos que los dispositivos gobiernen nuestra vida o nuestra sensación. No queremos mirar nuestro reloj cada dos minutos y reducir o acelerar un poco para mantener el 100% de las zonas correctas, eso es una locura.”

¡NO TE OFUSQUES!


Un último consejo del británico ”En la bicicleta, no seas un atleta que se obsesione con mantener un pulso o unos vatios cerrados. Subir y bajar en bici forma parte del entreno, secciones técnicas, destrezas, etc… ”

”La frecuencia cardíaca tiene que ser una guía, una herramienta, para ayudarnos a ser un mejor atleta. Eso es. Ni mas ni menos. Tenemos que disfrutar el proceso y sentir cómo es el cuerpo el que nos pide más o menos ritmo.”

Publicidad