Publicidad

El británico y estadounidense volvieron a un Campeonato del Mundo de Ironman tras el año más duro de sus carreras. Ambos pasaron de sufrir un accidente a la meta de Hawaii en 12 meses.

El Ironman de Kona es el más especial del planeta y no sólo por el nivel de triatletas que reúne. Cada año, la isla de Hawaii guarda historias increíbles y Tim Don y Matt Russell son un buen ejemplo de ello. Ambos pasaron de sufrir un accidente de tráfico justamente en la edición de 2017 a volver a competir por todo lo alto en el Campeonato del Mundo del presente 2018. Patrick Lange y Daniela Ryf fueron los grandes vencedores del último fin de semana. Pero no fueron los únicos que se van de Kona con una victoria.

Hace una semana os contábamos el calvario por el que ha pasado Tim Don. El británico, atropellado durante los días previos a Kona 2017, tuvo que pasar tres meses con un “Halo” y su regreso a la competición fue un auténtico milagro. Se clasificó para el Campeonato del Mundo 2018 por repesca y allí logró, este sábado, algo que hace un año era impensable. Tim Don llegó a meta en 36ª posición, aunque eso es lo de menos. Somos conscientes de que el británico tiene trabajo por delante para volver al nivel al que estaba antes del accidente, pero en Kona 2018 ya dio un gran paso. Nadó en 50’34”, cubrió los 180 kms de bicicleta en 4h19’11” y no luchó por el Top10 porque se vino a bajo en los 42 kms a pie. Todo ello, secundario si tenemos en cuenta de dónde venía el bueno de Tim.

Instagram de Matt Russell

El otro gran vencedor moral fue Matt Russell. El norteamericano sufrió un atropello en plena competición en Kona 2017. Las fracturas y el grave corte en el cuello que le ocasionó el accidente llegaron a hacer peligrar su vida. Pero Russell se recuperó y este verano recibió una Wild Card de la organización para estar en Kona 2018 a pesar de no haberse clasificado por puntos. Lejos de ir a Hawaii a pasearse, Russell compitió el pasado sábado en un estado de forma espectacular y acabó 6º con 8h04’45”. Otro ejemplo de superación, sin duda.

Publicidad
Publicidad