Noya, Casillas, Alarza, Godoy y Mola han elegido cada uno diferentes partes del mundo, dónde han trabajado durante semanas para lograr su mejor versión

El próximo día 26 y el 27, los 5 elegidos para disputar esta Olimpiada -cuya celebración aún no está confirmada al 100%- van a tomar la salida en igualdad de condiciones que el resto de 105 triatletas que pelearán por el mayor logro al que puede aspirar un deportista.

Sin embargo, y como bien rige una de las normas no escritas del entrenamiento: ”Hay muchos caminos para llegar a un mismo objetivo”. Que es lo que ocurre con nuestros triatletas, que se han repartido por todo el mundo para trabajar por sus sueños.

Anna Godoy

La catalana debutante en los Juegos Olímpicos ha elegido las proximidades de su Barcelona natal, para desarrollar la gran mayoría de sus sesiones.

El CAR de Sant Cugat ha sido el centro neurálgico del planning que la triatleta de Inverse ha trazado junto a su entrenador Álvaro Rancé para alcanzar su cenit de rendimiento.

La Cerdanya y el CNEA Font Romeu han estado otros escenarios dónde los hermanos  Godoy han aunado fuerzas para un mismo objetivo.

Miriam Casillas

La triatleta pacense ha confiado un año más en The Triathlon Squad al mando de Paulo Sousa, para rodearse de algunas de las mejores triatletas de todo el planeta, e integrarse en una rutina de trabajo dedicada casi plenamente a Tokio desde hace años.

Fruto de ello es el hecho que el grupo haya pasado de solo tener una chica ITU -Summer Rappaport- a colocar a 7 deportistas en la línea de salida del próximo 27 de julio.

La costa de Algarve, con Monte Gordo como enclave principal, ha sido el territorio que ha tenido que ‘sufrir’ la cantidad de kilómetros que Miriam ha acumulado para Tokio

Gómez Noya

Aclimatación pura y dura por parte del escuadrón Noya con Cozumel y Galicia como bases de la preparación del que fuese plata en sus últimos Juegos Olímpicos.

El gallego ha entrenado junto a su círculo más próximo, que incluye a Anneke Jenkins, Víctor Benages, Saleta Castro, David Riobó, David Castro y todo el grupo de Crisanto Grajales, encabezado por Eugenio Chimal

Fernando Alarza

El de Talavera de la Reina se ‘opone’ al planteamiento del Capitán, eligiendo situar su cuartel general en unas instalaciones que él y su entrenador Roberto Cejuela, conocen de sobras.

El CAR de Sierra Nevada les brinda las condiciones perfectas para valerse del entrenamiento en altura para seguir en la línea de los beneficios que la altitud le han reportado a Fernando estos últimos años.

El triatleta de 30 años ha combinado los bloques en el monte, junto con el entrenamiento grupal en Alicante, junto al resto de la UA, dónde sí que ha reproducido las condiciones que se va a encontrar en Tokio.

Mario Mola

Super Mario ha confiado en las bondades de Banyoles para labrar su preparación de cara a los Juegos.

Junto a gran parte de la JFTCrew, incluyendo a rivales como Geens, Van Riel, Luis, Birthwhistle o Royle, el balear ha sacado a relucir su mejor versión para que en esta ocasión, su pelea sea directamente para los metales.

Con todo el grupo, han ido alternando semanas trabajando también en altura, eligiendo el CNEA Font Romeu como epicentro para las sesiones de pista y natación.

A todos ellos, se ha sumado su pareja Carol Routier, su fisioterapeuta y amigo Andreu Marimon y su hermano Lucas Mola como sparrings de lujo.


Comentarios

comentarios