Publicidad

El triatlón se mantiene estable en una recesión deportiva en la que las inscripciones en eventos marca una tendencia bajista desde 2015

El running se desinfla. Es un hecho. A pesar de que la consciencia deportiva y la importancia de la educación física en la gente después de la pandemia parece haber crecido, el sector del running se resiente.

Algo que ha quedado ejemplificado claramente en un evento masivo como la SS Vallecana. Años antes con el cartel de sold out de los 40.000 inscritos en cuestión de una mañana el día que se abrían inscripciones. Esta pasada edición, a falta de 48h aún quedaban dorsales. El auge del running culminó en 2019, antes del virus, con pruebas que aparecían como setas y que estos últimos dos años han tenido que cancelar definitivamente porqué no salen los números.

Un 0,8% de la población es triatleta

El triatlón sin embargo, mantiene a la mayoría de su núcleo fuerte, aunque ya no es un deporte ‘de moda’ como sí lo fue en la etapa entre el 2014 y 2016 dónde más del 1,6% de la población activa afirmaba practicar triatlón.

Publicidad

En la siguiente tabla elaborada por “el Confidencial”, podemos ver la popularidad de los tres deportes que componen el triatlón en 2015, 2020 y 2022. En el caso de la carrera a pie, supone un 11% menos de adeptos, mientras que el triatlón ‘solo’ pierde un 0,8%.

Carrera a pie 30,4% 25,9% 19,0%
Natación 38,5% 18,4% 27,2%
Ciclismo 38,7% 31,3% 28,4%
Triatlón 1,3% 1,6% 0,8%

 

Curiosamente, muchos deportes de contacto han aumentado sus practicantes en estos últimos años. Algo que ocurre en gran parte, por la diversificación de la oferta deportiva. Cada vez hay más métodos y tipos de entrenamiento que captan gente que quizás no se había planteado el levantarse del sofá.

Caen las ventas de bicis pero suben las cicloturistas

Paralelamente con esta noticia, las ventas de bicicletas en España ha caído repentinamente hasta marcar un 19,5% menos que la tendencia alcista que veníamos marcando todo el año. Hasta el pasado noviembre, el 2022 había sido un año de crecimiento (concretamente un 7,7%) como ya viene ocurriendo estas últimas dos temporadas.

Eso sí. Hace unas semanas lanzamos un artículo hablando sobre el crecimiento de las marchas cicloturistas en España, que crecían hasta un 30% más que en 2019.

Publicidad