Publicidad

Lucy Charles-Barclay pasa por el túnel del viento de Silverstone para cambiar algunos aspectos y logra ser un 4% más rápida

EL 2024 DE LUCY CHARLES-BARCLAY


La Campeona del Mundo Ironman 2023 ya está inmersa en un 2024 que será totalmente novedoso en cuanto a su calendario competitivo. Tal y como ella misma compartió a través de sus redes sociales en un comunicado con mucho revuelo, este 2024 se centrará en las pruebas del T100 Triathlon Tour y dejará aparcado a un lado la distancia reina. De esta manera, Lucy Charles no intentará revalidar en Niza el título logrado el año pasado en Kona y su calendario estará compuesto por carreras de Media Distancia, tanto las del T100 Triathlon Tour (con esa prueba en su Londres natal como objetivo principal) como en los Ironman 70.3 (no descarta su presencia en el Campeonato del Mundo Ironman 70.3 que se disputará en el mes de diciembre en Taupo, Nueva Zelanda). 

Publicidad

Pues bien, tras debutar en su primera prueba del año en el T100 Miami logrando ese gran segundo puesto, la británica ha querido pasar por el túnel del viento con el objetivo de ajustar una posición sobre la cabra que lleva unos meses dándole problemas y a su vez, elegir el nuevo tritraje que utilizará para esta campaña. 

VISITA AL TÚNEL DEL VIENTO DE SILVERSTONE


Tal y como ha reconocido “solemos venir una vez al año al túnel del viento para valorar nuevas piezas de la bici, ajustar la posición o probar nuevos cascos”. Esta vez, la británica ha estado durante dos días enteros en el túnel del viento de Silverstone para realizar un test biomecánico con el objetivo de mejorar la posición sobre su Cube y también, para probar el nuevo tritaje que utilizara durante este 2024.    

DÍA 1: TEST BIOMECÁNICO

Desde su preparación para Kona 2023, la triatleta británica ha visto como su incomodidad sobre la cabra ha ido aumentando “durante la preparación de Kona 2023, me sentía incomoda con el sillín que por cierto es el que llevo utilizando toda mi carrera profesional”. Por ello, Lucy y su equipo han realizado un estudio biomecánico con el objetivo de volver a encontrar esa posición más cómoda y que además, no le influyese negativamente en cuanto a la aerodinámica “al final, una mayor comodidad te permite ejercer una mayor potencia pero también es importante verificar al mismo tiempo que no se está perdiendo aerodinámica”.

Además, aprovechando ese cambio de posición, han introducido el nuevo acople que les ha diseñado el equipo de Cube. Con todo ello, el resultado ha sido totalmente satisfactorio ganando en comodidad y logrando ser un ¡4% más rápida!hemos corregido la posición y eso ha hecho que vuelva a estar cómoda con el sillín y encima, hemos visto que esta nueva posición es un 4% más rápida. Es decir, voy más cómoda, eso va hacer que pueda mover más wattios y encima es una posición más aerodinámica

DÍA DOS: TEST TRITRAJES

Lucy ha querido aprovechar esta visita el túnel del viento para probar nuevos tritrajes y ver cuál de ellos es el más rápido para ella. En ese sentido, la triatleta ha probado con cinco diferentes modelos y marcas, el Jura, el Surpass, el Fusion, el Ryzon y el VTech y los resultados han sido claros “aunque todas son grandes marcas, el Ryzon ha sido el que mejor resultado nos ha dado. Además, creemos que con ellos vamos a poder trabajar para desarrollar un tritraje aún más rápido”. Todo hace iniciar que a partir de su próxima cita, vemos a la británica con la marca Ryzon.

CONCLUSIONES SATISFACTORIAS


Tal y como suelen explicar los expertos y los propios triatletas, las ganancias marginales que se pueden lograr en el túnel del tiempo son muy individuales. En ese sentido, la británica ha querido poner un ejemplo muy claro “muchas veces me han dicho cómo puedo ser más aerodinámicas pero yo tengo un cuerpo muy diferente al resto de triatletas con una espalda y unos hombros muy grandes debido a mi pasado como nadadora, por eso, lo que les funciona a las demás, a mi no me suele funcionar

Una visita a Silverstone muy satisfactoria pero muy exigente que ha dejado a la británica completamente derrotada “hacer los test en el túnel del viento es realmente cansado. Cada vez que me subía a la bici eran 5 minutos de pedaleo. En total, rodé casi 3 horas y media. Unas 6 horas en total contando las pausas, rodando, subiendo y bajándome de la bici”. Esperemos que dicho esfuerzo no sea en balde

Publicidad