Publicidad

Florian Vermeersch, debutó en el Infierno del Norte con un 2º puesto, sólo superado por un imparable Sonny Colbrelli, y por delante de MVDP

Si Vermeersch (Lotto-Soudal), no ganó la Paris-Roubaix, no fue precisamente por ir corto de vatios… Quizás le faltó picardía en el sprint final, pero cuando te enfrentas a dos super clase como Colbrelli y Van der Poel, tienes que probarlo cómo sea.

Todo ello lo decimos porqué hemos revisado los datos de Strava, para ver si sólo hace falta una buena visión táctica para llegar al Vélodrome André-Pétrieuxel en cabeza y con opciones de llevarse el triunfo a falta de 100m.

El belga de 22 años evitó caídas y pinchazos, y se consiguió meter en el corte junto con Sonny Colbrelli (Bahrain Victorious) y Mathieu van der Poel (Alpecin-Fenix), así como Gianni Moscon (Ineos Grenadiers) y Guillaume Boivin (Israel Start-Up Nation).

Publicidad

Ahí vienen los datos:

  • 263,65 km que completó en 6:15:45, con una velocidad promedio de 42.1 km/h, algo impensable debido a las condiciones climáticas de la jornada, y el piso sobre el que tienen que pedalear los del World Tour.
  • La potencia media también es algo inhumano: 343 vatios sostenidos, con un pico de 1.476w en el sprint final, con 19 segundos a 993w que fueron insuficientes para doblegar al italiano.
  • La potencia normalizada está por encima de 370w, con un peso de 80 kilos para el rodador belga
  • En su mejor minuto, movió 628w que sostuvo a la salida del primer sector de pavé, para ganar la posición en la fuga
  • Para distanciarse del grupo, la escapada tuvo que mover una media de 492w durante más de 3:30 minutos.

Sin embargo, el resultado del joven ciclista no viene por casualidad. Ya había sido top 20 en la Vuelta a España -si bien su peso no da el perfil para una Grande-, además de un bronce en el Mundial de crono sub23 y la reciente medalla de chocolate en la Clásica de Bruselas, hace unas semanas.

La actividad completa de Strava, aquí.

Publicidad