Publicidad

Reza el dicho que la veteranía es un grado. Y vaya si lo es. Este fin de semana, el circuito Ironman nos ha dejado dos resultados que lo demuestran: las victorias de Cameron Brown en Nueva Zelanda y Craig Alexander en Filipinas. Nada se les resiste (aún).

Triple campeón del mundo Ironman, ganador de múltiples pruebas del circuito mundial y una de las leyendas más grandes que nos deja el triatlón en estas últimas décadas. Reconocido por su talante y su carácter afable, Craig Alexander este padre australiano de tres hijos ha sabido adaptarse al paso del tiempo. Aunque no con ciertas dificultades. Él mismo reconocía hace meses, como destacamos en un artículo en Triatletas en Red, que le frustra no estar preparado para ganar. En definitiva, no tener las mismas armas que hace unos años con las que poder luchar contra sus rivales.

alexander filipinasPero también el mismo Craig afirmaba que está lejos de retirarse. Como si sus 42 años no fueran ningún tipo de obstáculo para seguir compitiendo al más alto nivel. Y la verdad es que, mientras siga rindiendo al nivel que lo ha hecho este fin de semana, tenemos Craig Alexander para rato.

El australiano se llevó la victoria en el Ironman 70.3 Filipinas del domingo con un tiempo de 3h 48:56, superando a rivales de la talla de Patrick Lange, Tim Reed, Tim Van Berkel y Jonathan Ciavattella (Top5). De media, Alexander les saca a todos ellos más de 10 años. Casi nada. Por cierto, que el australiano corrió la media maratón en 1h 17′, firmando el parcial más rápido en carrera.

Pero es que no acaban aquí las gestas. El sábado, el gran protagonista de la escena internacional fue Cameron Brown, triatleta aún más veterano (44 años) que se proclamó campeón del Ironman Nueva Zelanda… por 12º vez! Una auténtica barbaridad que nadie ha podido igualar con ninguna otra prueba. Y es que el kiwi se siente como nadie compitiendo en casa y la prueba le va como anillo al dedo.

Publicidad

El veterano triatleta superó a grandes rivales como Joe Skipper, Matthew Russell, Terenzo Bozzone y Cyril Viennot y terminó la prueba en 8h 07:58. Un tiempo que muchos triatletas profesionales firmarían hacer algún día.

Dos ejemplos fantásticos que nos demuestran que la edad no es una barrera para seguir cumpliendo objetivos, como demuestran triatletas nacionales como Eneko Llanos, Iván Raña y Marcel Zamora. ¿Quién dijo que la edad es un obstáculo?

2XU

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí