Publicidad

El canadiense llevó a cabo un entrenamiento de diez series de un minuto sobre la bicicleta a unas medias de vatios espectaculares.

Las “infernales” sesiones indoor de Lionel Sanders ya son míticas. A pesar de confesar tras su mala actuación en Kona 2018 que cambiaría sus métodos de entrenamiento, el canadiense sigue llevando a cabo algunos test en cinta o, en el caso de la bicicleta, sobre el rodillo. El último entrenamiento de este estilo que hemos conocido ha sido precisamente sobre la bici y lo cierto es que, por los datos que explica el propio Sanders, se trata de una sesión realmente dura.

Diez series de un minuto a todo gas. Todo ello, con tres minutos de descanso activo entre cada repetición. Un entreno que Sanders saldó con éxito. Y es que el subcampeón del mundo en 2018 logró superar los 570 vatios en las diez series, unas cifras tremendas a las que hay que añadirle la facilidad de recuperación de un Sanders que acababa cada minuto “a tope” a más de 160 pulsaciones por minuto y terminaba los tres minutos de descanso a unas 105.

¿Le servirán entrenamientos así para recuperar su mejor estado de forma y volver a colocarse entre los mejores triatletas de Larga Distancia del planeta?

Publicidad
Publicidad