Publicidad

Me llamo Vincent Luis y parece que mi federación ya no me necesita”. La lapidaria frase con la que Luis sentencia a su federación.

Este miércoles 5 de junio la Federación Francesa de Triatlón daba a conocer los nombres de los seis escogidos para representar a su país en los Juegos Olímpicos de París en la que ejercerán como anfitriones. Léo Bèrgere, Dorian Coninx y Pierre Le Corre son los elegidos en categoría masculina, una decisión con la que Vincent Luis no ha tardado en mostrar su disconformidad.

EL COMUNIDO DE VINCENT LUIS


Así se ha despachado el galo en sus redes sociales:

Publicidad

Ayer me llamaron para decirme que no iba a competir en los Juegos Olímpicos de París. Pedí que me explicaran cómo habían llegado a esa conclusión, pero recibí respuestas poco claras de mi organismo rector. Una decisión totalmente discrecional y arbitraria. Se realizarán pruebas médicas y de aptitud física a uno de los atletas para ver si podrá rendir al nivel exigido dentro de unas semanas.

Así que mi situación en este momento es esperar a ver si me reintegro o no, para ser sincero no tengo muchas esperanzas. He competido tres veces en los Juegos Olímpicos y estaba deseando dar un empujón más en casa. Deseo todo lo mejor a los atletas que representarán a Francia, siempre os cubriré las espaldas y lo sabéis. Quiero desear buena suerte a los 110 atletas que competirán en los Juegos Olímpicos de París 2024, esta carrera puede cambiar sus vidas, pero para 104 de ustedes nada cambiará.

He corrido 109 carreras para Francia, he subido al podio en 41 de ellas y he ganado 20. Formé parte del relevo que ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio. Gané dos medallas de oro, una de plata y una de bronce en los Campeonatos del Mundo. Actualmente soy el 7º del mundo en las Series Mundiales de Triatlón. Aún me quedan tres carreras bajo la bandera francesa y después me quitaré el traje de competición sin remordimientos y recordaré mi carrera con orgullo y paz. Me llamo Vincent Luis y parece que mi federación ya no me necesita”.

EL “PALO” POR CONINX


La ausencia de explicaciones es el primer dardo de Luis a su federación, el segundo uno que tiene un protagonista indirecto, Dorian Coninx. Es a él a quien hace referencia cuando habla de que uno de sus compatriotas seleccionados está pendiente de recibir una validación médica para poder estar en el pontón del río Sena. Cabe recordar que Coninx todavía está recuperándose de la fractura de muñeca y codo que sufrió el pasado 11 de mayo Coninx sufrió una en las Series Mundiales de Yokohama y para las que necesitó pasar por el quirófano. Una circunstancia que le ha privado de estar en Cagliari y por la que se desconoce en qué estado de forma llegará a los Campos Elíseos o si una retraso en su recuperación podría romper su sueño olímpico. Un hecho que provoca que Vincent Luis esté en el limbo y su destino todavía pueda cambiar, aunque esa posibilidad sea ínfima.

UN DESEO ENVENENADO


Una reacción (quizá) en caliente en la que también destaca la contraposición de mensajes que lanza a sus compañeros de profesión. Aquel que ha anhelado, luchado y lamente no participar por cuarta vez en unos Juegos Olímpicos, les desea suerte, pero paralelamente, afirme que únicamente a aquellos que suban al podio les cambiará la vida. Razón o no, sus palabras parecen invalidar los objetivos, propósitos y resultados – que pueden suponer o no un punto de inflexión – del resto.

¿INFRAVALORACIÓN O RESQUEMOR CON SU FEDERACIÓN?


En una nota que rezuma crudeza en cada una de sus palabras, la estocada definitiva ha quedado reservado para el final. Tras repasar su extraordinaria trayectoria defendiendo los colores “Blues”, y recordar una posición en el ranking mundial que le sitúa como el segundo mejor francés – no así en el ranking olímpico que es el cuarto – con un categórico “Me llamo Vincent Luis y parece que mi federación ya no me necesita”.

La cuestión es ¿tiene motivos Vincent Luis para sentirse infravalorado por su seleccionador o es una reacción exacerbada? Y, por otro lado, ¿se merecía una despedida olímpica? Un último dilema en el que se encuentra más de una federación con estrellas cuyo recorrido en la distancia corta está a punto de finalizar.

Publicidad