Publicidad

Tal y como indiqué en el programa 6 de Transiciones en el momento de realizar una sesión de entrenamiento no debes pensar solamente en ‘qué vas a hacer’, sinó que también debes ser consciente de ‘porqué lo vas a hacer’.

Así pues es necesario conocer el objetivo de tu sesión de entrenamiento para poder aprovechar al máximo tu tiempo de dedicación.

Del mismo modo que una sesión de entrenamiento tiene una fase de calentamiento o puesta a punto, y también tiene una fase de vuelta a la calma o enfriamiento, puedes identificar una fase dentro de tu sesión de entrenamiento que será tu trabajo principal.

Publicidad

La fase de trabajo principal de una sesión de entrenamiento te permite conseguir el objetivo de la sesión

A continuación te indico algunos de los objetivos de sesión mas habituales (ordenados alfabéticamente):

  • Activación. incremento del tono muscular para afrontar una competición el día o las horas siguientes
  • Fatiga. adaptación del organismo a la ejecución de movimientos encontrándose en una situación de disminución de capacidad de trabajo
  • Fuerza. incremento de la capacidad de un grupo muscular para soportar cargas
  • Fuerza-Resistencia. incremento de la capacidad para soportar la fatiga en acciones de fuerza de larga duración
  • Recuperación. restablecimiento de los niveles de pulsaciones y tono muscular óptimos del organismo el día después de una competición o de una sesión muy exigente
  • Resistencia. mejora de la capacidad de mantener en el tiempo una acción
  • Ritmo de competición. consolidación del nivel de intensidad que se pretende conseguir en la próxima competición
  • Técnica. correción y mejora de un gesto técnico ineficiente
  • Tolerancia al Lactato. adaptación del organismo para la ejecución de un movimiento bajo condiciones de alta acumulación de lactato
  • Trabajo de Umbral. mejora de la capacidad básica del triatleta para realizar una actividad a una intensidad muy concreta
  • Velocidad. mejora de los valores de desplazamiento del triatleta

Si en tu próxima sesión de entrenamiento tienes claramente identificado un objetivo, te será mucho más fácil saber si estás realizando correctamente la sesión.

Otro punto a favor de conocer el objetivo de tu sesión, es que te permite en algunas situaciones tener una mayor libertad para modificar los descansos de tus series ya que si quieres trabajar la velocidad podrás alargar un poco los descansos si ves que no estás recuperando correctamente, o bien en el caso de que quieras trabajar la resistencia entonces deberás hacer unos descansos lo más cortos posibles para poder acumular fatiga, pero sin llegar a estresar a tu organismo.

Comentarios

comentarios

Publicidad