Publicidad
Rafa Lao en su espacio rafalao.blogspot.com.es cuenta como fue el campeonato del mundo de triatlón de larga distància de Vitoria

Lo vivido en Vitoria ha sido grande de verdad. El nivel de participantes ha sido altísimo, la organización de “aupa”, el marco incomparable y el evento digno de todas las molestias que han supuesto tanto clasificación como preparación, viaje, gastos etc. Pero lo que de verdad se quedará grabado nuestras almas ha sido el ambiente. Como una ciudad como Vitoria puede volcarse de ese modo con el deporte, con el Triatlón, con estos humildes currantes del asfalto.

EL simple dato de que 200.000 personas se aposten a lo largo del circuito de carrera a pie, puede dibujar en vuestra mente el escenario en que nos vimos envueltos. Nunca jamás soñé con algo parecido. La primera reflexión, en caliente, me inducía a pensar que aquello era mil veces mejor que IM Hawaii, lógicamente estaba emocionado. EL paso de los días ha limado un poco mis ideas, Hawaii no esta mal! Pero que puñetas, es mi opinión. Esto ha sido más grande. Pues el sentimiento no se puede pagar ni hay tecnología que lo reproduzca. “Un Triatlón con Alma”.

La sensación de sentirte arropado, de representar los colores de tu país (aunq fuera en grupo de edad), de que la gente grite tu nombre, e incansables te lleven hasta la meta…eso ha sido Vitoria, un sueño para cualquier Triatleta que ame este deporte. Y en todo esto ha tenido mucho que ver alguien de la tierra, Eneko Llanos. Este Señor es un ejemplo. Su humildad, la tranquilidad que transmite, su educación, su competitividad, amor por el deporte, respeto a sus rivales. Es un referente y no solo por su nivel o resultados. Es consciente de que atrae “miradas” y obra con responsabilidad en consecuencia. Merece todo nuestro reconocimiento. Centrándome más en la prueba, este triatlón de LD constaba, en primer lugar, de un sector de 4km e natación que discurría en el pantano de Ullibarri Gamboa, grandísima reserva de agua de consumo humano, en el parque natural de Landa. Una vegetación exuberante, agua limpísima y acceso preparado para 1.200 participantes y público.

La mañana de la competición hacían 12 grados (Euskadi Tropical) y hasta allí nos desplazamos, Gelo, Laura, Natalia y yo con mas frio que un perrillo chico. Uno de los encantos del tri, reencontrarse con amiguetes de toda España, en especial tengo gran admiración y cariño a los Alcarreños. Alberto “Codi” y Carlos “Pomar”, con los que siempre comparto nervios y risas antes de meternos en faena. Tras las salidas Élite y alguna de grupos, es nuestro turno. Nos sitúan en cámara de llamadas, somos casi 300 de 30 a 39 años. 4km a una sola vuelta con la primera boya a 1.500 metros. Dan la salida y esta vez si. Salgo con las ganas que otras veces no he sabido sacar de inicio. Quiero salir el primero del agua, voy a tope y veo a mi derecha el que hace de punta de flecha, así que me voy a intentar cogerle pies. Lleva un ritmo impresionante y me cuesta cogerlo al menos 100 metros como una serie de 25 metros. Cojo pies y aunq me beneficie de su estela sigue siendo un ritmo que me saca de punto. No hemos llegado todavía a la primera boya y ya estamos pillando a los de la salida anterior (5min antes!!). Va tan sobrado que bordea los grupos desviándose muchísimo y los pasamos como si fueran boyas.

Publicidad

Yo tan solo voy pendiente de no perderlo y concentrado en un esfuerzo casi agónico. Pasamos la primera boya y encaramos la segunda, y yo me pregunto cuando piensa aflojar un poco. Pues no, no afloja el tío. Quizás va perdiendo ritmo, digamos que cae como una breva y Al paso por la segunda ya no es tan fuerte, aunq yo estoy roto. Me planteo en varias ocasiones descolgarme pero pienso en la competición, en que nadie está regalando nada y que “Hoy voy a por todas”. Los últimos 900 metros los hacemos mucho más suaves, casi soltando. Salimos del agua en 59min (1.29min/100)3º y 4º de ese gran grupo. Los dos primeros no los vi en ningún momento aunq a juzgar por su ritmo (56min) no habría podido seguirlos. El segundo se retiró y aunq esto lo he sabido con posterioridad, era 3º de mi grupo en ese momento.

Transición más o menos tranquila, disfrutando del ambiente, buscando con la mirada a Natalia y Laura, con la tranquilidad de saber que había hecho un buen agua y que todavía quedaba un montón de triatlón que seguir disfrutando.

Parte II

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí