La carrera a pie se ha convertido en el sector decisivo en el triatlón moderno. Desde el IronWar hasta los sprints de Noya, Mola, Brownlees y Luis; entre otros. El running es el único de los tres deportes en el que, a pesar de que el triatlón varíe su modalidad, permanece intacta su importancia.

A continuación te traemos los consejos de la mano de algunas de las leyendas triatléticas, entre ellos, medallas olímpicas y victorias épicas en Kona, no te pierdas ni uno…

David McNamee, tercero en Kona 2017 y 2018


¡Cafeinízate!

Por cada hora de carrera, deberías estar consumiendo alrededor de unas 200 o 300 kilocalorías dependiendo de lo que tu estómago pueda asimilar. Entrena tu nutrición en carrera durante tus entrenamientos, incluyendo cafeína en cada una de tus ingestas, para que no decaiga tu ritmo, sobretodo, en la parte final de tu carrera.

Mark Allen, seis veces campeón en Kona


Una vuelta a la pista descalzo

El mejor consejo que puedo dar como triatleta que quiere aspirar a ser un gran correrdor, es la inclusión de un ejercicio que hico mejorar tanto mi eficiencia como mi biomecánica. Cada vez que te plantes en la pista para hacer tus series, quítate los calcetines y los zapatos, y corre una vuelta descalzo. Verás como tu apoyo es mucho más reactivo y a la vez sientes el tartán por toda la planta de tu pie. Después repite pero con las zapatillas calzadas y notarás la diferencia.

Alistair Brownlee, Oro olímpico en Londres 2012 y Río 2016


Haz que tu mente sea una roca

Divide y vencerás. La mejor manera de superar el maratón de una prueba como un Ironman, es la de ir rompiendo la carrera en pequeñas metas con un premio al final de cada una, ya sea ver a la família, llegar al avituallamiento, beber un sorbo de agua, tomarte un gel, ahí está la clave.

Craig Alexander, tres veces campeón del mundo Ironman y dos en 70.3


Trabaja tu core

Sea cual sea tu nivel de dedicación debes trabajar la fuerza, y con ello la estabilidad central y el fortalecimiento funcional, es la mejor inversión que puedes hacer. Correr implica un movimiento repetitivo, por lo que el beneficio es doble.

  1. Prevención de lesiones: Correr puede ser muy lesivo, pero sin lesiones no paras de entrenar. Por lo tanto, cumples con tu planificación a largo plazo y en consecuencia, mejoras.
  2. Eficiencia: A mayor eficiencia, menor es el esfuerzo que se require al mantener un ritmo de carrera

Tim Don, 3xolímpico, 4x campéon del mundo ITU, múltiple ganador de Ironman


Que tu ritmo sea ”inteligente”

Empieza a tu ritmo objetivo o justo debajo los primeros 5-10 km y céntrate en la nutrición e hidratación. Construye un ritmo controlado hasta llegar a los 20km. La media que saques hasta ese kilómetro, te servirá para guiarte en la siguiente mitad de la carrera

Sé constante pero no te ofusques, en los avituallamientos, camina si hace falta. Los últimos 12 km están en la cabeza, todos están sufriendo… piensa en todo lo que has pasado para llegar hasta aquí, si has seguido al pie de la letra tus objetivos, triunfarás.

 

Comentarios

comentarios