Más de 700 triatletas se daban cita en las pantanosas aguas del Ebro para la disputa de todo un clásico del triatlón nacional

Gustavo Rodríguez encadenaría su tercer triunfo en esta carrera, con la que parece tener un idilio, puesto que su tremendo despliegue de fuerza sobre la bicicleta, le permitiría bajarse a correr con renta suficiente como para correr cómodamente.

Una natación aparentemente complicada por la ‘salubridad’ del agua, que dificultaba la visión, aunque finalmente no supusiera ningún problema,

El del Tri Penta se subiría a lo más alto del pódium por delante de dos triatletas del Alusigma, Gonzalo Fuentes y Adur Eskisabel, segundo y tercero respectivamente.

En categoría femenina, sería Eva Ledesma la que tiraría de casta y experiencia para conquistar la victoria en Logroño.

La triatleta catalana lleva combinando la media distancia junto con los objetivos de su club en corta, por lo que es normal verla competir en diferentes formatos, pese a que su sector ciclista siempre es garantía de una sólida carrera.

La deportista del Tri 4.40 lograría el triunfo por delante de Lucía Blanco -del Saltoki Trikideak- con Natalia Bermúdez -del ANb- completando el podio.

La mala nota de la jornada la dejaría la noticia de un atropello de un triatleta mientras completaba la prueba, sin consecuencias físicas graves, después de que el conductor de un turismo no respetase las indicaciones, e invadiese el carril por el que discurrían los deportistas.


Comentarios

comentarios