Publicidad

La historia avala esta prueba en pleno corazón de la Vila Olímpica de Barcelona que la bautiza. Un año más la factoria WIN despliega su potencial organizativo en el Triatló de La Vila de Barcelona y nunca mejor dicho: La veteranía es un grado.

La fiesta del triatlón en Barcelona reunía a unos 2000 deportistas repartidos en las diferentes propuestas deportivas. Acuatlón y triatlón es sus distancias sprint, super sprint y los correspondientes relevos eran una oferta que los triatletas catalanes no pueden rechazar. El sábado recogida de dorsales en la zona del Port Olímpic de la Ciudad Condal en el mismo punto en que se ubicaría el domingo el arco de meta.

La bolsa del corredor con diferentes muestras y panfletos ya habituales y el detalle de un bidón y la camiseta conmemorativa.

En la zona de la expo las diferentes marcas y empresas que apoyan este prolífico circuito mostraban sus propuestas y ese pequeño espacio dedicado al triatleta siempre es de agradecer. Skoda como principal patrocinador, ISDIN, Skechers, Taymory etc les acompañaron también en esta cita en Barcelona.

Publicidad

El domingo La Vila Olímpica amanecía con todos los preparativos para la ceebración de la prueba. Entrada a boxes ágil con un control rápido y eficaz en tres diferentes puertas. Una vez más el espacio para dejar las bicicletas y enseres era justo para los que nos agobia el “roce” pero suficiente. Además ya se había anunciado la prohibición del uso de neopreno con lo que el agobio era menor.

Tras la preparación del material desplazamiento hacia la zona de salida esquivando a los que aún no se habían ido a dormir y que aún dabán los últimos coletazos a su noche de juerga. Sin duda la imagen, ya habitual, del contraste entre el triatleta y los noctámbulos resulta después de tantos años incluso normal.

Ya en la zona de salida nos percatamos que la entrada al agua presenta este año una zona de piedras y rocas que dificultan el acceso al agua. Un pequeño “pero” en cuanto al circuito pero que no empaña las ganas que tenemos de arrancar ni la motivación que imprime el speaker.

A las 8 primera salida del Triatló de La Vila.   Al agua y a por los 750 metros de natación. No hay tregua y los espacios son escasos en esta primera salida en la que se situan normalmente aquellos que acumulamos algo más de experiencia ( que no nivel ). La distancia es clavada a lo que indica el reloj GPS y una larga y enmoquetada transición hacia las bicis para arrancar el sector de bici.

Dos únicas vueltas muy rápidas y llanas con dos giros de 180 que exigen la máxima precaución en los puntos más conflictivos pero con espacio suficiente y con todos los obstáculo marcados para llamar la atención del triatleta y evitar algun susto. El circuito de bici salió más corto de lo debido con un total de 17km en los gps.

Tras la T2 empieza los 5km de carrera a pie rapidísimos y llanos. Una ida y vuelta  del Port Olímpic a la Playa de la Marbella con un punto de avituallamiento de Powerade y Agua estratégicamente situado. Este sector si que clava los 5 kms que acredita la distancia sprint y tras ellos el arco de meta con la animación y el avituallamiento final de isotónico, agua y fruta más que suficiente para satisfacer las necesidades del triatleta aunque si eché en falta la zona finisher de otros años que recogía a los triatletas que iban llegando a meta en un espacio cerrado y que daba a comentar la jugada. Algo que tanto nos gusta a los fanáticos / frikies de este deporte de las transiciones.

También quiero destacar los aplausos que se llevaron los chicos y chicas de los Special Olympics en la recta final donde nos encontrábamos muchos de los que ya habíamos podido acabar la prueba. Un 10 por la apuesta del circuito por esta parte solidaria, sin duda.

En resumen una prueba que cumple de manera notable on las espectativas del circuito Skoda Triathlon Series y que invita a esperar la edición 2016.

IMG_9055.JPG

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí