Publicidad

María Pujol acudía a Barcelona el 21 de junio con doble propósito y objetivo: competir en la Garmin Barcelona Triathlon y, como embajadora de la Fundación Vicente Ferrer, conseguir el reto solidario Bicis que cambian vidas. No sólo logró hacerse con las dos hazañas, sino que, además, arrasó. Pujol fue la mujer más veloz en completar la distancia Sprint, consiguiendo así la primera posición en el podio, seguida de Hannah Pace y Daniëlle Vermeulen.

La triatleta sevillana se sintió atraída por la Fundación Vicente Ferrer “por sus acciones de solidaridad relacionadas con el deporte y por su ayuda a los más necesitados en la India. También me siento muy sensibilizada con la labor que hacen con la mujer”. La triatleta sevillana ha conseguido recaudar, a través de la plataforma de micro-donaciones Migranodearena.org, 1.690 euros en donaciones individuales. Son fondos suficientes para entregar bicicletas a 33 niños y niñas de la India, que podrán ir a la escuela con un medio de transporte y tener un mejor viaje. “Este reto me atraía muchísimo. Me han educado a que la bicicleta forme parte de mi vida y que mejor que donar bicicletas y con ello vida”, explica María Pujol, que remarca que “nunca podría imaginar hasta donde estamos llegando. Estoy enormemente agradecida a todos los que nos están ayudando”.

Conseguir el reto solidario hizo que María Pujol estallase de felicidad. Cuando fue consciente de ello, «sentí una alegría inmensa y la confirmación de que siempre hay que intentarlo todo. Cuando inicias retos en los que no dependes de ti misma nunca sabes la acogida que van a tener, pero sin duda estoy muy sorprendida y agradecida por tanto apoyo en forma de donaciones». La solidaridad que la caracteriza dice mucho de la persona que es. Según nos cuenta Pujol, «ser una mujer comprometida me hace sentirme muy bien conmigo misma, feliz y humana en estos momentos que corren. Poder ayudar a los demás a través de mi pasión es muy gratificante».

El domingo, la puesta en escena de María Pujol en la Garmin Barcelona Triathlon fue mejor de lo previsto. La sevillana pudo disfrutar del deporte que tanto le apasiona, por fin, después de un largo período de lucha: «Me sentí genial, la verdad que con mucha incertidumbre después de más de 13 meses sin competir por diferentes lesiones. Llevaba tan sólo dos semanas corriendo a pie pero tenía tantas ganas que sentí que volé». Para María, «al cruzar la meta, mi alegría fue doble, principalmente por esas 33 “Bicis que cambian vidas“, y por la guinda que supuso mi victoria después de tantos duros meses».

Publicidad

Los objetivos de ahora para María son alentadores. Ella se centrará en «entrenar bien y con constancia» ya que «hace muchos meses que no lo consigo. Será un gran verano de buenos entrenamientos. En triatlones iré participando en función de si puedo acumular entrenos de calidad, no tengo prisas, solo quiero hacer las cosas bien».

Pujol ha sido recientemente reconocida por Mujeres y Cía como una de las Top100 Mujeres Líderes en España, en categoría de Ocio, Cultura y Deportes, por su vertiente solidaria, por ser un referente en el sector y promover tanto la actividad física como los buenos hábitos, tanto en mayores como en niños.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí