Publicidad

Al combinar la natación, el ciclismo y la carrera a pie en una sola competición, los triatletas principiantes tienen mucho que aprender. Cada disciplina dentro de un triatlón es un mundo. No son iguales que la natación, el ciclismo o la carrera a pie como deportes independientes. Para ayudarte a acortar la curva de aprendizaje, aquí tienes algunos consejos del los entrenadores de CTS para principiantes de triatlón que te ayudarán a mejorar el rendimiento antes de tus próximas carreras .

Convierte tus entrenamientos en algo práctico

No intentes encajar tu vida en un concreto programa de entrenamientos que alguien te haya recomendado o hayas visto por internet. Debes construir un horario de entrenamientos que se adapte a tu vida, y no a la inversa. Sé realista sobre el tiempo que puedes dedicar a cada disciplina en lugar de abocarte al fracaso intentando mantener una carga de trabajo insostenible. Como en muchos deportes, todo gira alrededor de la constancia: verás un aumento del rendimiento si te mantienes constante, y no exprimiéndote más de lo que puedes ofrecer.

Prioriza tus entrenamientos clave

Cuando tienes varios entrenamientos programados para un día, es mejor completar primero el entrenamiento más difícil o importante cuando estás más fresco. Si dejas tu entrenamiento clave para después de haber hecho un entrenamiento de resistencia ese mismo día, no lograrás rendir con la misma intensidad. Es importante entender el propósito de cada entrenamiento para poder decidir en consecuencia.

Publicidad

Practica las transiciones

Dedica algo de tiempo a organizar tu área de transición para que el día de la carrera, en pleno apogeo, seas rápido y eficiente. Asegúrate de que solo incluyes lo absolutamente esencial para evitar perder minutos cruciales.

Practica quitarte el traje de neopreno y ponerte la ropa de ciclismo, y luego ponte la de correr. Es buena idea incluir la práctica de la transición durante tus entrenamientos, cuando estés más fatigado, para simular mejor las condiciones del día de la carrera.

Entrena tu sistema digestivo

Entrena tu sistema digestivo para que seas capaz de tomar con energía la bicicleta y la carrera. Debes tratar de reponer entre el 25% y el 35% del gasto calórico y entre 0,5 y 1 litro de agua por hora. Es probable que tengas que ajustar tu ingesta de líquidos y combustible durante la carrera, así que asegúrete de experimentarlo antes de la fecha señalada.

Acorta los entrenamientos cuando sea necesario

Dar la intensidad adecuada en tus entrenamientos y ser constante es mucho más importante que cumplir con cada entrenamiento solo porque esté programado. Es fundamental reconocer cuándo estás demasiado cansado, o bien que al esforzarte comprometas la calidad de los entrenamientos clave.

Concéntrete en mejorar el rendimiento, no en el equipo

Con tanto equipo de alto standing para comprar para cada disciplina, es fácil quererlo  todo. Como principiante, deberías valorar más un equipo sólido que sea fiable y duradero que X producto de marca. Cuando estás empezando, la mejora de tu forma física -con un equipo estándar- tendrá un impacto en tu rendimiento mucho mayor que el de un equipo más ligero y quizá de mayor calidad.

Mezcla entrenamientos con vida social

Encuentra un buen grupo para salir a nadar al mar, salir en bici por tu zona o para correr acompañado. Es más divertido sufrir junto a otros y también es la clave para ayudarte a mantenerte responsable. Además, es una buena oportunidad para conocer a otros triatletas que pueden ayudarte y darte buenos consejos basados en sus propias experiencias.

 

Publicidad