Publicidad

Si 2014 fue el año de su consolidación, en 2015 ha logrado, a pesar de las lesiones, situarse como uno de los referentes de presente y futuro del triatlón de media distancia en España. Albert Moreno ha cerrado un 2015 marcado por unas lesiones que no le dejaron competir hasta agosto. Y ha debutado en Ironman. Un paso más adelante.

Una concentración en Playitas Resortdurante el mes de febrero fue el inicio del calvario con las lesiones que ha sufrido Albert Moreno durante la primera parte de la temporada. El catalán confirmó, tras hacerse las pruebas pertinentes, que tenía una fractura por estrés en el sacro. El año no empezaba bien y hasta abril se quedó en el dique seco. Volvió a correr, pero la alegría le duró poco más de un mes. Le diagnosticaban fractura por estrés en el cuarto metatarso del pie. Las lesiones azotaban la temporada del joven de Igualada. “Es duro pero tienes que curarte y seguir adelante” explica.

Se calzó de nuevo las zapatillas en julio con Marcel Zamora en Anyos Park, en Andorra. “Las molestias habían desaparecido y empecé a preparar el Campeonato de Europa y del mundo en Ironman 70.3“, que se disputaban en agosto.

En Wiesbaden, sede del Campeonato de Europa Ironman 70.3, logró una excelente novena posición. Y con apenas rodaje. En menos de tres semanas tenía una cita con el Campeonato del Mundo Ironman 70.3, en Austria. “Acabé décimo en una carrera con mucho nivel” afirma Moreno, que acabó muy satisfecho con ambos resultados tras una primera parte del año marcada por las lesiones.

Publicidad

“En septiembre entré de lleno con la preparación para mi debut en Ironman, que iba a ser en Barcelona”. En plena carga de entrenamientos, compitió en el Ironman 70.3 Lanzarote. “Estaba como un tiro y corrí la media maratón muy rápido. Me daba moral para el Ironman“. Pero tras nadar y pedalear en Barcelona, Moreno se tuvo que retirar en la maratón. La exigencia y la dureza de los 226 kilómetros le pasaban factura. Pero el catalán quiere revancha y ya piensa en un Ironman para 2016.

La retirada en el Ironman Barcelona no le hizo abandonar. El catalán disputó el Challenge Cerdeña, acabando tercero. “Me tomé una semana de descanso y me centré en la preparación de la última carrera del año“. Acabó octavo en el Ironman 70. Bahráin, que se disputó en diciembre.

Tras tomarse unas breves vacaciones, Alber Moreno ya piensa en 2016 y la próxima semana empezará la pretemporada. Su primer gran objetivo está en Niza, el Ironman que coronó a su mentor: Marcel Zamora. “Lo importante es que puedo prepararlo bien con muchos meses de margen, no como con Barcelona“. Antes del Ironman France, Moreno competirá en el Challenge de Fuerteventura y en el Ironman 70.3 Aix en Provence, en plena semana de carga.

Los primeros meses del año los dedicará a trabajar la base y no descarta poner rumbo a Fuerteventura unas semanas para entrenar con mejor clima. Además, y a modo de preparación, Moreno competirá en la Media Maratón y en la Maratón de Barcelona. Con la clasificación encarrilada para el Campeonato del Mundo Ironman 70.3 en 2016, Albert Moreno ya piensa en volver a la competición sin que las lesiones le estorben. ¡Mucha suerte!

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí