Publicidad

Cesc Godoy ha sumado en 2015 una temporada más en la élite. Parte de la segunda generación de la familia Godoy, el catalán ha ‘mamado’ triatlón desde muy joven. Su padre, campeón de España hace más de veinte años, le inculcó un deporte que le ha situado como uno de los mejores del panorama nacional en los últimos años. Ha acabado el año como octavo español en el ranking ITU tras participar en todas las Series Mundiales menos Yokohama y la Gran Final de Chicago, y afronta ilusionado la temporada 2016.

Empezó la temporada con algunos problemas de salud que le impidieron estar al cien por cien en Abu Dhabi, primer Serie Mundial del año. “Me puse enfermo en Abu Dhabi y eso me tratocó la primera parte de la temporada. Debería haber vuelto a casa para recuperarme pero seguí con el planning de viaje: Nueva Zelanda, Australia y Ciudad del Cabo” explica Godoy, que afirma que entrenar en lugares donde no estás habituado y entre viajes, no siempre es fácil.

Volví a casa en mayo y me fui recuperando“. Ganó la Copa del Rey con la Universidad de Alicante, una competición que le hacía mucha ilusión ganar, afirma Godoy. “Eso me dio moral para afrontar la siguiente prueba del año. En Londres me encontré mejor y conseguí meterme en el primer grupo en bici“. Lamentablemente la falta de continuidad le impidió rendir al máximo corriendo a pie. Eso sí, salió reforzado.

La lesión de Vicente Hernández permitió a Cesc Godoy poder competir en los Juegos Europeos de Baku. “Fue una experiencia muy bonita y no se si la volveré a repetir” añade. Ya en pleno verano, Godoy se centró en las pruebas que le ocupaban la segunda parte del calendario: el Europeo de Ginebra, las Series Mundiales de Hamburgo y la prueba test de Río. “El Europeo fue mi mejor carrera del año. La preparé a conciencia en La Cerdanya y salió un buen resultado acabando séptimo“. En Hamburgo, escasos tres segundos le separaron de hacer la que posiblemente hubiera sido su mejor Serie Mundial. “Corrí bien pero me quedó una sensación un poco agridulce teniendo en cuenta el momento de forma en el que estaba“. Viajó a Río de Janeiro para la prueba test, pero unas molestias le impidieron rendir bien al no poder correr las dos semanas anteriores. “Fue una gran carrera al ser un preolímpico“.

Publicidad

En Estocolmo logró su mejor resultado en las Series Mundiales 2016. Acabó cerca del top20 con una buena carrera a pie, una vez superadas las molestias. Tuvo un día complicado en el Campeonato de España de triatlón. “Mi familia y amigos me vinieron y no abandoné por ellos. Exploté corriendo“.

Compitió en el Pekin International Triathlon, donde acabó cuarto en una prueba distancia olímpica sin drafting. “La verdad es que ha sido una experiencia bonita, tanto en la carrera como los días antes con los demás triatletas que participabamos” explica Cesc Godoy, que acababa el año disputando el Gran Prix francés y la Copa del Mundo de Alanya.

Me quedaría con el Europeo de Ginebra, los meses de junio y julio. Me ha gustado poder competir y compartir viajes con muchos otros triatletas españoles, integrado en la selección española de triatlón, la mejor del momento” resume el año Godoy. “Me hubiera gustado hacer algún mejor resultado en alguna Serie Mundial” añade.

Para 2016 el catalán quiere simplificar la temporada. “Este año quitaré viajes. Voy a hacer menos carreras y las voy a preparar bien. Mi primera carrera importante será el Europeo de Lisboa. Acabé séptimo el año pasado y eso me da acceso directo, así que en principio será la primera carrera importante” explica Godoy. “Por ahora la pretemporada la haré en Barcelona. Si hace buen tiempo me iré a Canarias o al sur de España“. Un año más, Cesc Godoy seguirá en la élite. ¡A por todas, Cesc!

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí