Publicidad

La visualización es una habilidad psicológica que consiste en reproducir en nuestra cabeza una experiencia, pasada o futura. En el deporte, es verse mentalmente a uno mismo en una competición, entrenamiento, o cualquier otra situación.

A través de la visualización se pueden recrear experiencias positivas previas o proyectar nuevos eventos para prepararse mentalmente para la actuación. Podemos utilizarla para preparar estrategias, aprender nuevas técnicas, mejorar la concentración y la confianza, y competir con menos tensión.

Además nos puede servir para corregir errores cometidos en el pasado, analizando competiciones anteriores, así como para preparar eventos futuros.

¿Cuáles son los objetivos de la visualización?

  • Entrena la estrategia, las destrezas deportivas y cualquier otra actividad, comportamiento o actuación que podamos visualizar.
  • Crea o aumenta la confianza y, por tanto, baja la ansiedad. Representar mentalmente una buena actuación ayuda a que uno se sienta capaz de actuar bien.
  • Mejora la concentración. Podemos visualizarnos en situaciones en que, por lo general, perdemos la concentración (pongamos por caso, un pinchazo, el pulsómetro que va mal, …) e imaginar a continuación que no perdemos la calma y que centramos la atención en el siguiente paso a dar.
  • Canaliza las respuestas emocionales. Podemos imaginar situaciones que han provocado respuestas emocionales inapropiadas en el pasado y visualizarnos respondiendo de manera mucho más adecuada.
  • Fortalece la paciencia, ancla la positividad, edifica la efectividad…

La práctica y el aprendizaje del trabajo de visualización no solo es útil para mejorar técnicas concretas sino que resulta de gran ayuda para afrontar el miedo, la ansiedad y el exceso de nerviosismo  en relación con nuestros objetivos de rendimiento deportivo

Publicidad

Un deportista que haya perdido la confianza después de algunas lesiones problemáticas o algunos accidentes en  sus entrenamientos puede utilizar el trabajo de visualización para motivarse hacia la recuperación y para ensayar ejercicios de rehabilitación. Muchos estudios demuestran que el uso de la visualización (o una motivación adecuada) durante la recuperación de una lesión provoca grandes beneficios, e incluso una curación más rápida.

Consejos para la práctica de la visualización:

  1. Plantéatelo como una herramienta más que puedes utilizar.
  2. Imagina detalles, de la forma más vívida posible, es importantísimo. Estos detalles pueden ser las sensaciones principales que intervienen en el deporte: imágenes, sonidos y sensaciones táctiles y propioceptivas, así como pensamientos y estados de ánimo.
  3. Solamente imagina la técnica apropiada, la táctica ganadora, la ejecución perfecta, la resolución del problema. No utilices nunca la visualización de lo negativo, del fallo. ¡Nunca!
  4. Puedes utilizar la imaginación antes, durante y después de cada competición.
  5. Confía en la utilidad de la visualización.
  6. Visualiza, visualiza y sigue visualizando!

Judith Pérez Sansaloni

@_Icewoman_
blog de judith

Publicidad