Publicidad

Los síntomas de ansiedad por el rendimiento suelen estar presentes en los triatletas. Muchos interpretan el subidón de adrenalina como ansiedad y los pensamientos negativos, que se apoderan de ellos durante las competiciones. Aquí entra la presencia de la figura del entrenador, un pilar clave para todos atleta.

La ansiedad antes o durante las competiciones puede interferir en su rendimiento de un atleta. Aunque un cierto nivel de excitación física es útil y nos prepara para la competición, cuando los síntomas físicos de la ansiedad son demasiado grandes, pueden interferir seriamente en nuestra capacidad para competir.

Un cierto grado de preocupación por el rendimiento puede ser útil en la competición. No obstante, patrones de pensamiento negativos y expectativas de fracaso pueden provocar una profecía autocumplida.

Publicidad

¿Qué es la ansiedad?

La definición médica de la ansiedad describe este estado como una serie de síntomas psicológicos y físicos provocados por una sensación de aprensión ante una amenaza percibida. También afirma que la ansiedad puede variar según la situación y el individuo. Los psicólogos suelen diferenciar dos tipos de ansiedad: la ansiedad de rasgo se refiere a un aspecto de la personalidad en el que el nerviosismo es un rasgo de personalidad estable en un individuo.

La ansiedad de estado, en cambio, se refiere a los sentimientos temporales de ansiedad en una situación concreta. Por lo tanto, una persona con una personalidad ansiosa puede encontrar estresantes muchas tareas cotidianas diferentes en comparación con alguien que sólo se pone nervioso en situaciones extremas.

Causas de la ansiedad

Según Kremer y Moran (2008) una de las razones por las que tendemos a ponernos nerviosos antes de la competición podría estar relacionada con la presión de ser observados. Los espectadores de cualquier deporte están constantemente evaluando las habilidades de los atletas que están viendo y esto puede ser extremadamente desalentador para aquellos que no están entrenados para lidiar efectivamente con esta presión. El hecho de no querer fracasar puede suponer una mayor tensión para el jugador, ya que al ser más consciente de ser observado, el estrés sigue aumentando.

Los sentimientos de ansiedad también pueden confundirse con el miedo, pero hay una diferencia significativa entre estas dos emociones. El miedo o la “fobia” es un sentimiento negativo hacia un objeto específico (arañas) o una experiencia (hablar delante de un grupo grande), mientras que la ansiedad es más general y a menudo los deportistas reconocen que están ansiosos y estresados por algo, pero no pueden precisarlo.

Pero es imprescindible aprender a gestionar estas emociones, pues para muchos deportistas de resistencia, esta ansiedad puede representarse con síntomas fisiológicos como arritmias, palmas sudorosas y tensión muscular.  Entonces, ¿cómo se puede gestionar? Con la ayuda de una figura clave para todo atleta: el entrenador. 

12 mandamientos para ayudar a sobrellevar la ansiedad 

  1.  Ayudar a los atletas a identificar errores en sus pensamientos.
  2. Ayudarles a solucionar su problema de forma efectiva y llegar a soluciones los dos juntos.
  3.  Educar a los atletas de que la ansiedad existe.
  4.  Promover un ambiente favorable para la estabilidad mental.
  5.  Animar a los atletas a hablar libremente de las emociones que sienten.
  6.  Prestarles diferentes técnicas muy simples pero efectivas, como la respiración.
  7.  Ayudar a los deportistas a desafiar pensamientos poco saludables.
  8. Participar en experimentos de comportamiento con atletas para probar la validez de sus pensamientos.
  9. Escucha lo que tienen que decir. Sé paciente con ellos/as.
  10.  Ayudar a los atletas a identificar los factores desencadenantes.
  11.  Introduce un tiempo dedicado a compartir preocupaciones.
  12. Asegúrate de que tu atleta está descansando lo suficiente.

https://youtu.be/tGtWXSbohrg

Publicidad