Publicidad

En un estudio de Nanci Guest, dietista deportiva e investigadora vegana, afirma que las dietas veganas pueden apoyar eficazmente el rendimiento en el triatlón si los atletas comen correctamente. En su artículo de una investigación describe cómo una dieta vegana puede beneficiar a los atletas, entre otras cosas gracias a su alto contenido en carbohidratos, que ayuda a mantener los niveles de glucógeno muscular.

Una dieta vegana también suele tener un alto contenido en frutas, frutos secos, semillas, legumbres y cereales, que contienen altos niveles de fitonutrientes que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias para ayudar a reducir el estrés oxidativo y la inflamación inducidos por el ejercicio. Esto puede ayudarnos a reducir el daño muscular, a reforzar el sistema inmunitario y a mejorar el rendimiento de la resistencia.

Las principales preocupaciones nutricionales de los triatletas veganos

Al igual que los vegetarianos, los principales nutrientes que preocupan a los atletas veganos son el omega-3, el calcio, la vitamina D, la vitamina B12, el yodo y el hierro. Debido a que estos nutrientes son menos biodisponibles (es decir, el cuerpo no puede absorberlos con la misma eficacia), es importante que los corredores y triatletas que quieran empezar una dieta vegana se hagan análisis de sangre de vez en cuando con tal de  asegurar que no carecen de alguno de estos micronutrientes. La vitamina B12, en particular, es una preocupación de los atletas y no atletas veganos, porque solo se encuentra en fuentes animales. Por esta razón, animamos a la mayoría de los atletas veganos a hablar con un profesional de la salud sobre este tema y sobre los suplementos de B12 en una dieta.

Publicidad

Vigila tu consumo de fibra

Una cuestión que resulta problemática para muchos deportistas veganos es el consumo de fibra. La nutricionista afirma que, dado que una dieta vegana tiende a ser mucho más rica en fibra, puede ser más saciante que una dieta omnívora y hacer que los triatletas se llenen más rápidamente, disminuyendo la cantidad total de calorías que consumen. Esto puede hacer que, sin saberlo, coman menos de lo requerido para el nivel de calorías que gastamos. La experta aconseja a los triatletas que eviten los alimentos ricos en fibra durante los entrenamientos, y sugiere en su lugar comer alimentos como boniatos, mantequilla de cacahuete o cereales con leche de soja. Aquí debemos señalar que ella resalta que entre todas las alternativas a la leche tradicional, como la leche de almendras o la de avena, todas son mucho más bajas en proteínas que la leche de soja, cosa que es aconsejable para un deportista.

¿Qué pasa con los gases?

Uno de los mayores problemas con los que se encuentra la gente cuando intenta seguir una dieta vegana por primera vez son los gases. Cuando empiezas a consumir de repente una cantidad de legumbres significativamente mayor de la que estás acostumbrado, tu cuerpo puede tener dificultades con la digestión al principio, y podrías acabar con hinchazón y gases. Para la mayoría de la gente, esto debería desaparecer al cabo de unos días, a medida que el cuerpo se adapta a tu nueva dieta. La nutricionista recomienda empezar con un consumo bajo de legumbres, y a medida que el cuerpo se va acostumbrando, elevar esta dosis diaria.

La última palabra

Una dieta vegana no tiene que ser mejor que una dieta no vegana, solo tiene que ser equivalente en términos de rendimiento. Los datos no demuestran que esta dieta mejore o no tu potencia o estado físico, simplemente es igual de buena que una dieta omnívora y tiene sus propias ventajas.

Así que, sean cuales sean tus razones para elegir una dieta vegana, si es algo importante para ti, pero te preocupa que afecte a tu rendimiento, considera la posibilidad de hablar con un dietista especializado en el veganismo. Los expertos siempre te podrán ayudar a hacer la transición de una manera segura que te permitirá seguir alcanzando tus objetivos deportivos.

 

 

Publicidad