Publicidad

JOAN BORRÀS/JUDITH PÉREZ (Tarragona). Segunda edición de esta  Gran Fondo Tarragona, marcha organizada por Xalenx Sports Events repitiendo distancias con la modalidad Gran Fondo (160 km y 2.360 D+) y Medio Fondo (107 km y 1.360 D+), aunque modificando la fecha, adelantando la marcha al primer domingo de octubre. Este año existía la posibilidad de recoger el dorsal y maillot de la prueba en la tienda Orbea de Barcelona, aspecto que se agradece para los que nos desplazamos desde la ciudad condal.

 Antes de entrar en materia, remarcaremos una incidencia que quedó para la anécdota ya que, a dos días de la prueba se comprueba como el tejido del maillot no es tan elástico como se preveía, así que la organización reacciona, decide que su uso ya no será obligatorio, e igualmente ofrece un cambio por una talla más a la solicitada. Y para la gente que se ha quedado sin, el compromiso de que en tres semanas lo tendrá. Un 10 para ellos!

 Finalmente el domingo a las 8:30 puntuales se iniciaba la  Gran Fondo Tarragona en marcha conjunta de los 700 corredores entre medio y gran fondo compartiendo los 40 primeros km por un llaneo sinuoso hasta el pueblo de la Riba. Como novedad que se comentó con alivio entre los ciclistas, esta edición no pasó por dentro del casco antiguo tarraconense – hecho que personalmente eché de menos -. 

GF tarragona 2Una vez llegados a la Riba empieza un tramo de unos 7km que nos dejará en el pueblo de Farena donde, finalmente, encontramos un anhelado avituallamiento (fenomenalmente surtido con sándwiches de nutella y queso, naranjas, plátanos, frutos secos, golosinas y refrescos varios) justo antes de enfrentarnos a una temida rampa de 1km con pendiente media del 15%. Una vez superada esta, los circuitos se separan, para los participantes del Gran Fondo empieza un tramo rompepiernas, por los preciosos paisajes y duras subidas de la zona entre Prades y la Mussara. Con especial mención a la subida desde el pantano de Siurana hasta el pueblo de Arbolí.

Publicidad

Entre rápidas bajadas, duras subidas y poco tramo llano, los ciclistas de la Gran Fondo terminamos subiendo la Mussara, donde nos volvemos a juntar los dos circuitos y, tras un penúltimo avituallamiento ya en la bajada de Montral, donde el elemento estrella fue nuevamente el sándwich de nutella, emprendemos un veloz descenso hasta Alcover, para retomar el llaneo que nos llevará nuevamente hasta la costa mediterránea y la ansiada línea de meta de Tarragona, donde nos espera un último y completísimo avituallamiento en línea de meta, vestuario, párking…

Si bien el tiempo no permitió disfrutar de las impresionantes vistas hasta el mar que sueles tener rodando por la Mussara, llegando a rodar bajo una ligera neblina mientras nos refrescaban cuatro gotas de lluvia, también permitió rodar sin tener que luchar contra el temido viento y que nadie se quemase bajo el cielo nublado.

Por último felicitar a la organización por la carrera que empieza a consolidarse y abrirse hueco en los calendarios de los ciclistas, tanto por el circuito perfectamente marcado, como los paisajes y los ánimos de los voluntarios, como especialmente por su capacidad de reacción ante eventualidades como con el problema de los maillots. Punto a mejorar pero que en nada desmerece esta marcha sería  intentar agilizar un poco el ritmo de salida, ya que prácticamente los primeros 20km se ruedan en pelotón neutralizado.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí