Publicidad

¿Cuántas veces has tenido problemas para guardar la bici en casa? Si no encuentras la manera de hacerlo, o quieres esconderla para que tu pareja no la tire por la ventana, ahí van unos consejos

1- Si contamos con una pared que podamos utilizar y un par de tablones de madera, podemos hacer un soporte vertical que nos permita apoyar hasta dos bicis distintas (como puede verse en la foto).

2- Otra idea es utilizar directamente un armario como sistema para guardar la bici en casa. Así no ocupamos el espacio de una pared (siempre muy buscado) y aprovechamos un armario cualquiera que podemos tener en casa con ropa o objetos diversos.

Publicidad

3- También con madera, podemos hacer este tipo de soporte más pequeño que, clavado en la pared, puede sujetarnos la bici de forma simple y sin entorpecer ni quitar sitio a los objetos que tenemos encima.

4- Sí, quizá os parece que si tenemos una terraza la podemos dejar de cualquier manera en posición horizontal. Pero si disponemos de un rato libre y ganas de hacer algo de bricolaje, puede salirnos algo como esto para guardar la bici en casa ¡Qué estilo!

5- También fuera de casa y si disponemos de una terraza o jardín, podemos hacer esta casita pequeña de madera donde guardar la bici (o más de una) sin que se vea nada a simple vista.

6- Con algo de espacio y un armario amplio que podamos utilizar para los «objetos»… no está de más poner ahí las bici ¿no?

7. Existen soportes especiales para bicicletas que podemos encontrar en tiendas especializadas y que son ideales para colgar la bici de muchos modos. La tendencia más famosa ahora es este soporte para colgar la bici del techo y bajarla mediante un sistema de poleas.

8. A veces, la solución más práctica la tenemos delante de nuestros ojos. Simplemente incorporando nuestra bicicleta como un elemento más de decoración, ya organiza mucho más el ambiente y le da un toque de estilo. Por ejemplo, haciendo un hueco dentro de una estantería o mueble bajo e introduciéndola en la ranura.

9. Otra idea fácil de montar es una estantería para bicicletas colgantes con opción a almacenarlas todas juntas y de forma vertical. Por ejemplo, mediante unas cintas para las ruedas suficientemente resistentes para que sujeten el peso de nuestra bici.

10. Si disponemos de un espacio amplio y de una escalera, esta es una buena opción para matar dos pájaros de un tiro. Aprovechamos el hueco inútil debajo de la esclera y a la vez encontramos el sitio perfecto para que nuestras bicicletas no nos estorben en casa.

10. Todos tenemos una vieja estructura de la tabla de planchar o de una vieja escalera. Tan solo debemos sacarla del armario y darle una segunda vida aprovechándola para colgar nuestras bicis.

11. Esta idea es ya mucho más «arriesgada», pero los troncos de los árboles pueden convertirse en una muy buena opción a la hora de redecorar tu hogar y se están conviertiendo en una original propuesta decorativa para los más rompedores.

12. Para los que disponen de jardín o garaje, sacarunos viejos neumáticos y darles un nuevo uso de esta forma tan sencilla y rápida siempre puede venir bien para poner un poco de orden en estos espacios donde solemos acumular todos nuestros trastos sin ton ni son.

13.  A veces, la solución más limpia y ordenada es la más práctica. Introducir nuestro sillín en un cajón en la pared tal y como se muestra en la fotografía nos puede venir bien para despejar el espacio y darle un uso a esa vieja estantería.

14.  Házte con un viejo palet y conviértelo en el rompedor elemento decorativo de tu casa. Dale un toque nuevo y que encaje con el estilo de la habitación y ¡vualá! ya tenemos donde guardar tu bici de ahora en adelante.

15. Y si nuestra relación con la bici es muy estrecha y creemos que merece un cuidado intenso… siempre podemos dedicarle una habitación entera, con armarios hechos a su medida. ¿Un bonito homenaje no creéis?

Comentarios

comentarios

Publicidad