Publicidad

Mujeres triatletas que luchan por un objetivo, por un reto que se ha convertido en un gran deseo: completar un triatlón. Es Irongirl Project, encabezado por Aitziber Santos. Hoy os presentamos un nuevo testimonio, el de Natalia Gancedo.

No soy una triatleta corriente. Con mis 44 años, mis 30 kg de más ganados en los últimos 12 años, mi baja condición física y mis responsabilidades laborales y familiares, me propongo formar parte de este reto. Os preguntareis: ¿Por qué? Y yo respondo ¿Y por qué no?

Ha llegado MI momento, soy una IRONGIRL!!!

irongirl 2Cuando comparto con  mi familia y amigos el reto al que me enfrento, mi hermana le comenta a mi hermano: “Natalia va a participar en un triatlón”. Su respuesta: ¿Qué, Natalia?

El reto no es uno, son muchos… Buscar tiempo para los entrenos diarios, para las quedadas, cada vez que hacemos un entreno en grupo me paso 3 o 4 días con unas agujetas que no puedo con  mi vida… Tengo que comprar un neopreno, la primera pregunta que me viene a la cabeza: ¿tendrán de mi talla?

Publicidad

Muchas veces he visualizado en mi cabeza el momento en el que entro en una tienda especializada en material deportivo y veo la cara de incredulidad del atlético y ágil dependiente… pensando: ¿pero, para ti?

Soy el paquete del equipo, ralentizo a mis compañeras que son unas maquinas, pero me hacen sentir parte del grupo.

Aprovecho estas líneas para agradecer a nuestra magnifica coach, Aitzi,  que no desestimara la solicitud al ver mi carta de presentación. Le agradezco enormemente a ella y a su selecto grupo de ayudantes su continuo apoyo y atención a lo largo de estos meses.

Mi sobrino Alain, cuando tenía 6 años al cruzar el último la meta de una carrera popular infantil en el barrio, dijo: “Amatxu he ganado el último”. Se sentía ganador, igual que yo me sentiré cuando el día 24 de septiembre cruce la línea de meta y allí me estén esperando las IRONGIRLS.

Publicidad