Publicidad

El triatleta gallego pasó este lunes por los micrófonos de Gente Despierta, de Radio Nacional. Carles Mesa entrevistó a Javi Gómez Noya y repasó su trayectoria como deportista tras conseguir el quinto mundial ITU en distancia olímpica. El español está a punto de tomarse unas vacaciones después de una larga temporada. Su objetivo para 2016, el oro en los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

Soy consciente de que la gente me va a pedir el oro. Es una buena señal por que estoy entre los favoritos” explicaba el ferrolano antes de partir hacia Bahamas, donde este fin de semana compite en el Island House Invitational Triathlon. “Antes llevaba peor la presión. Los medios de comunicación no nos hacen mucho caso durante cuatro años y cuando llegan los Juegos, te empiezan a pedir medallas. Soy el primero que quiere lograr la medalla, pero puede ser que no se consiga” afirma. “Cuando me retire y vea las cosas con perspectiva, probablemente lo valore todo“.

Preguntado por si es saludable todo el esfuerzo que hacen, el gallego responde que “el deporte de élite no es lo más recomendable del mundo, pero es mejor que fumar dos cajetillas al día o levar una vida poco saludable”. En alto rendimiento “sometes al cuerpo a un estrés importante, pero dormimos nuestras horas, comemos bien y nos cuidamos” zanja el cinco veces campeón del mundo ITU, que explica que “a 180 pulsaciones es difícil pensar con claridad“.

Siento que el triatlón ha crecido mucho en los últimos años en todos los niveles. La estructura es mayor, tanto a nivel de practicantes como de clubes o competiciones. Me siento valorado. Si la gente es consciente de lo que hacemos, lo valorarán” consideraba Gómez Noya cuando le preguntaban por el crecimiento que está viviendo a nivel popular el triatlón. “Es un deporte joven. El nivel deportivo en España es altísimo, y tardará en volver a ocurrir. Somos la envidia en muchos paises, pero tardará en volver a repetirse“.

Publicidad

Tras repasar su larga temporada, Gómez Noya fue preguntado por su situación actual de salud. “Sigo sometiendome a los mismos controles que desde hace quince años. Está todo controlado. No me sentí bien tratado ni por el CSD ni por la FETRI, que me pusieron muchas zancadillas. Me hizo valorar más estar en la línea de salida de una competición” afirma cuando le preguntan por el impedimento del CSD a que pudiera competir por una anomalía cardíaca que sufría.

Antes de cerrar la entrevista, Gómez Noya afirmó que no tiene fecha para la retirada. “Veo lejano mi adiós al deporte. Pero cuando me retire quiero seguir vinculado al triatlón“. Y habló de lo difícil que es la élite. “Si quieres llegar a lo más alto tienes que renunciar a muchas cosas. Son las cosas menos bonitas del deporte. Pero me compensa“.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí