Publicidad

Como en todos los deportes, en el triatlón también se suelen cometer errores por desconocimiento. Algunos consejos son de Perogrullo pero no está de más recordarlos, pautas para disfrutar del triatlón incluso para la gente con más experiencia.

1) SE PACIENTE:

El triatlón es una actividad muy agradecida porque se progresa muy rápidamente pero a veces pretendemos avanzar muy apresuradamente, lo que conlleva un peor rendimiento y frustraciones innecesarias. Lo ideal sería ir a poco a poco y quemando etapas, así que si llevas poco tiempo, no te plantees correr un Ironman a corto y vete progresando año a año. Piensa que si aún estás virgen en este deporte puedes tener un margen de mejoría de hasta 8 años, siempre y cuando hagas una correcta planificación de los entrenamientos.

2) ALTERNA:

Publicidad

Este deporte es muy completo al estar compuesto por tres disciplinas diferentes y realizarse en tres medios distintos (agua, ruedas, zapatilas), pero no estaría de más que pudieses también hacer otros deportes que te permitiesen seguir mejorando tu forma física de una manera lo más completa y variada. Por eso no solo te tienes que centrar en nadar, pedalear o correr, sino que también puedes esquiar, patinar, e incluso de vez en cuando algún deporte de pelota como el fútbol, baloncesto o tenis, que impedirán que te estanques y te lo pases mejor entrenando.

3) DESCANSA:

Aunque el triatlón es un deporte que te permite ir alternando la natación, la bici y la carreras para así entrenar todos los días, te aconsejo que descanses del todo uno o dos días a la semana con el objetivo de cargar las pilas, desconectar y asimilar mejor los entrenamientos. Para ello fíjate como obligación esos días de descanso todas las semanas, por ejemplo los lunes y viernes. Esto de descansar n no es nada fácil, ya que una vez te enganchas a este mundillo, siempre es más difícil descansar que entrenar.

4) NO HAGAS CASO A TODO LO QUE TE DIGAN:

Te adentras en un nuevo mundo cargado de cosas que desconoces y te encontrarás con muchísima información al respecto en redes sociales y en muchas páginas web de triatlón. Lo que tienes que hacer es filtrar la información y no hacer caso demasiado a lo que te digan otros triatletas más experimentados, ya que seguramente a ellos les vaya bien pero a ti no, por eso sé prudente con la información que recibes y aprende a discernir la información de calidad (como la de Triatletas en Red) de la que son apreciaciones personales y por tanto subjetivas que en lugar de ayudarte puede que tengan el efecto contrario.

5) NO GASTES DEMASIADO EN MATERIAL:

Como habrás podido comprobar hay muchos tipos de materiales en esto del triatlón, sobre todo en lo que se refiere a bicis, pero no deberías invertir demasiado dinero para conseguir un equipo básico que poco a poco podrás ir mejorando, pero siendo siempre consciente de que el rendimiento en triatlón no vendrá del material que utilices sino de los entrenamientos que realices, así que siempre será mejor gastarse el dinero en un buen entrenador que en bicis muy caras, en las que hay dar pedales igual que en las más baratas. Desgraciadamente el triatlón se ha convertido, muchas veces en un deporte de “pijos” en el que parece que concursamos a ver quien lleva la bici más cara y el material más exclusivo.

6) COME DE TODO:

Pensarás que debes tomar más hidratos de carbono o tal suplemento, pero la realidad es que no debes alterar demasiado tu alimentación, más que el comer mayor cantidad acorde al nivel de tus entrenamientos. A veces es útil disponer de alguna dieta de referencia que te ayude a programarte mejor pero tampoco tienes que obsesionarte con este tema. Lo importante es que aprendas a comer de todo, restringiendo todos aquellos productos azucarados, procesados e industriales. También podrás tomar ciertos suplementos interesantes pero solo serán efectivos si cuidas el resto de tu alimentación que en definitiva es lo más importante para que rindas al máximo.

7) HAY MÁS VIDA QUE EL TRIATLÓN:

El triatlón es un deporte extraordinario, y para mí el mejor de todos los de resistencia, pero tienes que ser consciente de que lo practicas para mejorar tu salud y no debe convertirse en una obsesión. Hay quienes dejan de lado su vida social, familiar y laboral por entrenar cuanto más mejor, pero tu debes ser sensato y reflexionar en que no eres un triatleta profesional que se gana la vida con ello y por eso tu objetivo siempre tiene que ser el de practicar triatlón para que mejore tu vida y no sea un obstáculo para todo lo demás. Y como si de una droga se tratase debes dosificarla muy bien y si te pasas, estarás abocado al fracaso.

Publicidad