Publicidad

¿Has salido a entrenar? ¿Necesitas un buen recuperador?

Os proponemos un recuperador natural, que se aleja de cualquier propuesta industrial que podáis pensar. Descubriréis que los ingredientes que tenemos más a mano ya son recuperadores, nos nutren, y podemos disfrutar de sus sabores y texturas. Esta semana es algo muy sencillo, pero es muy rico, apetece y hace la diferencia.

Un bol de yogur natural con avellanas tostadas, arándanos y miel. Así de sencillo y fácil.

Las cantidades van al gusto pero os propongo estas:

Publicidad

125 gr de yogur  natural

20 gr de avellanas tostadas

15 gr de miel

Un puñadito de arándanos negros

El yogur es el lácteo más digestivo de todos y tiene un gran interés nutricional.

Es un lácteo fermentado por bacterias del tipo Streptococcus y Lactobacilus, que convierten el azúcar de la leche o lactosa en ácido láctico y le dan ese sabor ácido junto con  sus propiedades prebióticas. Es uno de los pocos alimentos «vivos» que existen ya que las bacterias del yogur no se pierden si se mantiene el proceso de refrigeración y te ayudan a mantener y repoblar la flora bacteriana del sistema digestivo.

Las avellanas son buenas para los huesos.

Entre todos los nutrientes que aportan, son muy ricas en magnesio, un mineral que interviene en la relajación de los músculos incluido el corazón.  El magnesio trabaja junto con el calcio en la contracción de los músculos y es necesario para la fijación del calcio en los huesos. Después de un buen entreno, importante este ingrediente como recuperador.

Destacamos el aporte en grasas saludables de este ingrediente como lo es en Omega 6, es un tipo de grasa que nuestro cuerpo no puede fabricar y por eso es tan importante su consumo.

La miel y es un alimento totalmente natural y cargado de energía. Puede ser uno de los mejores recuperadores musculares que existe. Los azúcares naturales de la miel, el organismo los asimila a la perfección y los utilizará para obtener energía. Por ello la miel puede ser uno de los mejores reconstituyentes que existe.

Cuando hacemos deporte nuestro organismo consume las reservas de glucosa, haciendo que nuestros niveles de azúcares disminuyan, al ingerir de nuevo los carbohidratos que contiene la miel, recuperamos los niveles de azúcar.

Los arándanos son una fruta de bajo índice glucémico perfecto complemento a este plato con yogur, avellanas y miel. Es una fruta antiinflamatoria, de alto contenido en vitamina C y E.

Por último deciros que el conjunto de este plato es delicioso. Espero os guste.

bannerherobar

Comentarios

comentarios

Publicidad