Publicidad
imagen de blogspot.com
Cuando aún divisamos a la lejanía el arranque del curso, en este caso el del 2013, es quizá el mejor momento para planificar correctamente la temporada.

Desde hace unos años el almanaque triatlonero ha crecido de forma exponencial y podemos elegir todo tipo de eventos, de diferentes formatos y distancias.

Teniendo en cuenta que la coyuntura social es muy desfavorable y que, con toda probabilidad, la economía no es boyante, desde mi humilde opinión, a la hora de invertir nuestro dinero en las diferentes inscripciones, es importante tener en cuenta varios factores para SELECCIONAR las pruebas que queremos disputar.

Primero, sería interesante confeccionar un calendario de competiciones ecuánime. Debería ser real según nuestro nivel físico, medir todos los esfuerzos de los entrenamientos y carreras. Pero, sobre todo, no emborracharse de triatlones, que provocaría un burn out total a las primeras de cambio, ocasionando una parada obligatoria en plena temporada.

Segundo,  importante controlar la tipología de la prueba, tener en cuenta si el perfil del trazado ciclista o del segmento a pie es llano o ondulado puede ser de gran ayuda para decidirse.

Publicidad

Tercero, valorar la posibilidad temporal para preparar los diferentes retos deseados debería ser un factor importante a estudiar.

Cuarto, a título personal hay que ser un poco tolerante con nuestro entorno. Llevan mucho tiempo apoyando y sufriendo nuestro entrenamiento. Es interesante aprovechar los posibles escenarios de competición para disfrutar con la familia que ha compartido la preparación y, sin duda, son nuestros fans número uno.

Quinto, a no ser que uno de los objetivos sea intentar clasificarse para el exigente y cada día más difícil de participar Hawái Ironman, que obliga a pasar por un evento de la marca y luchar ferozmente por alguna de las plazas en juego, hay que evaluar, especialmente para SELECCIONAR de manera definitiva, ¿qué corro? La relación calidad- precio debería ser una de las ecuaciones más influyente a la decisión final. Actualmente, en el país hay empresas como WIN (ExtremeMan Circuit), Trisense (Valencia LD y Valencia Triatlón) o A300w con sus Non Drafting Series, por ejemplo, muy rigurosas, que estructuran grandes triatlones a precios muy competitivos, esforzándose al máximo y buscando la excelencia para que los triatletas podamos gozar de nuestro deporte favorito.

En resumen, es cierto que a las fechas que nos encontramos, llevando más de dos meses sin triatlones, el engorilamiento y la fiebre para el deporte de las transiciones empieza a tener una fuerte tendencia positiva. Sin embargo, es muy importante ser coherente a la hora de SELECCIONAR un calendario con sentido común para que podamos disfrutar de un genial año del TRI, evitando las posibles lesiones, las malas experiencias en algunos eventos o, simplemente, el empache de triatlón. ¡Espero que estas premisas os ayuden a confeccionar un calendario lógico!

Web Oficial
@xavi_thewolf

Publicidad