Según la propia marca, la integridad de la horquilla y la dirección se podrían ver seriamente afectadas si se recibe un golpe fuerte

La bici con la que Julian Alaphilippe ha logrado recientemente su segundo Mundial de manera consecutiva, podría estar al borde de su extinción del mercado durante un tiempo por un error de fabricación.

Specialized ha iniciado ya un proceso de aviso y abastecimiento de piezas de repuesto para todos los usuarios que hayan comprado un modelo Tarmac SL7. La marca anunciará oficialmente hoy el comunicado, en el que se pedirá a todos los clientes que se acerquen a su distribuidora más próxima.

“Anunciaremos una retirada de las Tarmac SL7 ya que los impactos fuertes podrían provocar una tensión excesiva sobre la dirección, dañando la horquilla de manera drástica”.

La reparación implicará una actualización del manillar que incluirá unos extensores y roldanas extra para el correcto funcionamiento del conjunto

“Les pedimos a todos nuestros ciclistas que dejen de usar su Tarmac SL7 y se acerquen a los minoristas, que disponen de las piezas en stock y dónde la reparación será rápida.

La SL7 se lanzó en julio de 2020, por lo que lleva ya 15 meses desde que sustituyó a la SL6 y a la desaparecida Venge, de cuyo modelo se tomó parte de la aerodinámica.

El comunicado continúa con una advertencia: “Al igual que ocurre con cualquier impacto o accidente severo, los ciclistas siempre deben hacer inspeccionar su bicicleta en su minorista local”, asimismo recuerda que los que han pagado por este modelo “pueden estar seguros de que la Tarmac SL7 cumple o excede todos los estándares de seguridad de la industria “.

La marca ha aprovechado para anunciar que los futuros modelos -cuando estén disponibles- ya incluirán las modificaciones pertinentes, y añade que esta anomalía afecta  tan solo a la SL7, tanto en su versión de carbono más pesada (Expert, Pro y Comp) como en las S-Works de gama alta.

Comentarios

comentarios