Publicidad

En el artículo de hoy os explicamos cómo mejorar vuestra técnica utilizando la experiencia particular de un corredor que pasó de acabar la zancada cayendo con el talón a caer con la zona delantera del pie.

En los entrenamientos conjuntos que hacemos en el club, varios compañeros me comentaron la forma correcta de correr y los beneficios que conllevaba el hacerlo de esta manera. Como llevo poco más de un año corriendo y tampoco tenía un estilo definido, me animé y empecé a practicarlo y a realizar ejercicios de técnica específicos.

A continuación os mostramos, divididos por apartados, los pasos que debemos llevar a cabo si queremos lograr una técnica correcta y eficiente en nuestra carrera a pie:

Postura

Publicidad
  • Mantente erguido.
  • Plantas de los pies hacia adelante.
  • Hombros y brazos relajados.
  • Corre con la cabeza levantada y la mirada al frente.

Empeine

  • Apoya con la parte media-delantera del pie.
  • Caer con el talón hace que te frenes
  • Apoyar con la parte delantera del pie hace que se estire el tendón de Aquiles.

Cadencia

  • Intenta correr a 180 pasos por minuto.
  • Para calcular tu cadencia, cuenta los pasos de tu pierna izquierda durante 20′ y multiplicalo por 6.
  • Corre ligero y evita correr a golpes.

Apoyo

  • Inclínate hacia adelante pero sin doblar el tronco superior ni cadera.
  • Usa tu propio peso para correr adelantado en vez de hacerlo con la musculatura.
  • Alarga la zancada hacia atrás, estirando la pierna.

Aspectos a  tener en cuenta

En mi caso, no  he realizado una transición correcta y pausada de una técnica a otra, ya que desde el primer momento empecé a correr intentando caer con la zona de la punta del pie. Acabo de llegar de correr, la que es mi tercera sesión de correr de la semana, y os aseguro que de rodilla para abajo me duele todo y de manera considerable. Eso es que no tengo los músculos preparados para aguantar la carga de trabajo a la que les estoy sometiendo y corro el riesgo de lesionarme. Lo noto.

Por eso, vete aplicando esta técnica en períodos cortos de tiempo y pequeñas tiradas. A medida que la vayas controlando y tu cuerpo se habitúe, puedes subir el tiempo y distancia. Pero házlo de forma progresiva.

Para terminar, os dejamos con un vídeo que resume un poco los conceptos comentados con la ayuda de imágenes.

Publicidad