Publicidad
Inconformista y trabajador como ninguno. Nadie le ha regalado nada a Cesc Godoy (Barcelona, 17 de diciembre de 1986). El triatleta catalán afronta la segunda parte de la temporada habiendo mejorado las sensaciones que tenía a principio de año. En una charla distendida con Triatletas en Red en las Training Sessions del Garmin Barcelona Triathlon, Godoy analiza el gran momento del triatlón nacional y su carrera en las Series Mundiales de Londres.

¿Cómo vuelve a casa después de la trigésimo séptima posición en Londres?

Bien, estoy muy contento con mi carrera porque estuve donde tenía que estar en los tres segmentos. Salí de la natación en el primer grupo y después intentamos escaparnos en el circuito de ciclismo. El problema es que en la persecución es muy complicado distanciarse porque en el circuito de Londres las rectas son muy largas y los que vienen detrás tienen referencias visuales nuestras estando a menos de quince segundos. Y ellos también estaban pedaleando a un ritmo elevado.

Publicidad

Nos bajamos a correr e hice una muy buena carrera a pie. El problema es que hubo veintiún triatletas que corrieron por debajo de los ¡quince minutos! Y eso es algo que no había pasado nunca. Mario (Mola) ganó con un sector de carrera a pie de 14:18, pero sé que es capaz de hacerlo. Lo que me sorprendió fue la cantidad de triatletas capaces de correr en torno a los quince minutos. Yo hice 15:25 y estoy contento pero hubo treinta i seis triatletas que corrieron más que yo. Toca esperar a la próxima.

¿Son inalcanzables los ritmos de cabeza en la carrera a pie?

Los cinco o seis mejores sí que juegan en otra liga pero pienso que a partir de ahí hay muy pocas diferencias. En el grupo de los treinta triatletas siguientes, unas semanas unos estamos delante y otros estamos detrás. En el primer Grand Prix francés de la temporada hice un gran resultado y superé a triatletas que una semana después se clasificaron mejor que yo en la Serie Mundial de Londres. Situarte entre los quince o veinte primeros o irte a la posición cuarenta va en función de la carrera y de cómo te encuentras el día de la competición.

Las distancias son tremendamente reducidas.

Va de tan poco que es lo que hace que el triatlón hoy en día esté tan igualado y haya tan poca diferencia entre unos y otros. En la WTS de Londres entramos cuarenta triatletas en ¡un minuto! Esto te ratifica lo competitivo que está el triatlón actual y de cómo influye ese día tener buenas o no tan buenas sensaciones. Puedes pasar de ocupar un top10 a clasificarte trigésimo séptimo como yo en Londres. Parece poco, pero estás ahí luchando con los mejores triatletas del momento.

¿Cómo valora el arranque de la temporada?

Este año he empezado con un poco menos competición que otros años buscando la punta de forma en los meses de junio y julio, que es donde se deciden las carreras importantes. En Londres me encontré mucho mejor que en Ciudad del Cabo, aunque de posición no se vio reflejado. El objetivo es mejorar en la WTS de Chicago.

Antes, competirá en el Europeo de Triatlón.

Exacto. La próxima semana me marcho a Kizbühel a disputar el Campeonato de Europa de Triatlón, justo una semana antes de la Serie Mundial de Chicago. Tener un Campeonato de Europa antes de una de una WTS me hizo dudar si era lo mejor para mi cuerpo pero creo que es lo suficientemente importante para mí disputarla. En el caso de Javi (Gómez Noya) o Mario (Mola) no porque ya han hecho varios, pero para mí es una oportunidad única para lograr una posición importante. Hasta ahora no lo he conseguido y voy a ir para intentar estar entre los mejores y sumar puntos. Además, de cara al año que viene es una opción importante para lograr una beca. Tengo que ir a por todas.

La competencia ya no solo está en el exterior. El nivel del triatlón español es brutal.

Desde hace unos años para estar en las Series Mundiales hay que trabajar muchísimo. En España hay nivel suficiente para cubrir y disputarnos las cinco o seis plazas que tenemos en cada Serie Mundial y yo me lo he ganado gracias a la buena temporada que hice el año pasado. A día de hoy, solo Mario (Mola), Javi (Gomez Noya) y si me apuras, Fernando Alarza tienen la continuidad asegurada. Los demás nos lo tenemos que ganar Serie tras Serie.

Es una manera de estar motivado para entrenar.

Te hace entrenar muy duro para seguir ahí arriba, consciente del gran nivel que tenemos en España. Sin duda es lo que me da la motivación diaria para estar entre los cinco mejores y disputar las WTS. Eso, además, también es bueno para los que están a un paso de entrar, ya que se asegurarán de que el día que debuten en las WTS, lo harán con buenos resultados por el nivel que tienen y que hay en España.

¿Cómo valora la salud actual del triatlón nacional?

Buenísima. Cada día me sorprendo más de la gente que conoce el triatlón y a sus atletas más representativos. Eso es, sin duda, muy positivo para las marcas y los organizadores. Para una persona que lleva tantos años como yo, ver esta evolución es fantástico. Es muy gratificante que mientras entreno reciba ánimos de la gente. Y es cada vez más frecuente, lo cual es bueno para este deporte porque significa que la gente nos conoce más. Espero que dure más años.

Aún así en España no hay un circuito profesional y los triatletas nacionales siguen compitiendo en el Grand Prix francés.

Poder competir en Francia es una oportunidad que tenemos de ganar un dinero extra y además aprovechamos el gran nivel de estas pruebas para hacer entrenamientos de mucha calidad. Es una competición que te puedes tomar con un puntito de relajación porque no te juegas tanto como en una Serie Mundial. Son una buena preparación porque compites con los mejores triatletas de las Series Mundiales pero no son muy lesivas porque se disputan sobre distancia sprint o supersprint.

Le obliga a viajar un poco más.

Por suerte se trata de un viaje rápido de, como mucho, dos días fuera de casa. Aunque con todos los viajes que hacemos, cuando tienes un fin de semana libre quieres estar en casa. Pero en mi caso este año he decidido volver al Grand Prix francés porque es una fuente de ingresos muy importante para poder costearme los viajes a las Series Mundiales ya que la Federación no nos ayuda. Los ingresos del club francés me permitirán ser profesional del triatlón durante algunos años más. Además, en Canal + Francia se emite un reportaje a la semana siguiente de la competición y eso es muy importante para que los equipos y los sponsors tengan visibilidad y sigan invirtiendo en este deporte.

¿Qué tal fue la experiencia de entrenar con el campeón del mundo unos meses en Wanaka y Fuerteventura?

Muy positiva. El año no ha acabado y seguramente en agosto, si mi calendario me lo permite, volveré a estar de concentración con ellos. Entrenando con el mejor triatleta del mundo siempre aprendes mucho. Conocía a Javi de las competiciones pero no de primera mano. Hemos estado prácticamente tres meses juntos y te das cuenta que los resultados no se consiguen porque sí. Javi es una persona muy metódica a que le gusta mucho entrenar. Es un machaca. Por eso lo ha conseguido todo y es el número uno. Yo me he intentado acercar todo lo que he podido en todas las disciplinas pero cuando Javi apretaba, a ver quién le seguía (risas). He dado este paso para mejorar y dar un salto de calidad a mis entrenamientos. Ha sido muy positivo y me ha ayudado mucho poder entrenar en grupo. Además, en invierno he podido nadar con todo el grupo de natación del Club Natació Barcelona. A medida que avance la temporada se verán los resultados. La motivación la tengo intacta.

Se acerca el Garmin Barcelona Triathlon. ¿Cómo valora las Training Sessions?

Hace ya cuatro años que colaboro y es muy gratificante ver la respuesta de los triatletas populares, ya que en pocas horas se agotan las plazas. No sé si es porque quieren entrenar conmigo o porque quieren prepararse para el Garmin, pero la cuestión es que la gente sale muy contenta y eso para un atleta es lo máximo. Meses después me encuentro a los participantes de las Training Sessions y todos valoran muy positivamente la experiencia. Muchos de ellos son debutantes y estos pequeños detalles que a mí me parecen muy básicos porque llevo quince años practicando triatlón, para ellos son fundamentales. El objetivo de las sesiones es que los consejos que les dé les ayuden a lograr sus objetivos.

¿Cómo afronta la prueba más importante de casa?

Es una prueba que tengo marcada en el calendario cada año. La organización cuenta cada año con los mejores atletas y eso hace que sea una prueba de gran nivel. Y a mí me gusta salir a ganar, aunque cada año es más difícil. Normalmente es mi última prueba de la temporada por lo que se trata de dejarse la piel y quemar el último cartucho antes de las vacaciones. Además viene mi familia y mis amigos y mucha gente que me conoce y este año lo volveré a dar todo para intentar repetir la victoria de 2009.

@PabloBoschG

Foto: Mundo Deportivo

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí