Publicidad

Pablo Bosch entrevista al que sin duda es uno de los mejores triatletas de todos los tiempos. A pesar de ello Eneko Llanos no pierde la estela de la humildad y es frecuente encontrarle compartiendo charlas y actividades de promoción del triatlón.

En primer lugar desde nuestro proyecto queremos hacerte extensiva la felicitación de nuestro equipo de trabajo y nuestros lectores por tu papelón en el IM de Melbourne con una victoria muy  trabajada. ¿Dónde vamos a poder disfrutar a Eneko próximamente con un dorsal?

Muchas gracias. En breve tendré cerrado mi próximo calendario. En principio tengo en mente hacer dos 70.3 para coger puntos y un Ironman más adelante en verano. Los lugares y fechas los sabré en breve.

¿Os habeis marcado junto con tu equipo técnico un objetivo  principal para seguir dándonos esas alegrías en forma de podium?

Mi objetivo principal es volver a ser competitivo en el Cto. Del Mundo de Ironman en Kona Hawaii, por suerte tengo la clasificación bastante encaminada, así que mi objetivo más a corto plazo es acabar de coger los puntos necesarios para estar holgadamente entre los 50 primeros del ranking para Kona que es lo que da la posibilidad de participar. Ahora estoy con menos presión, y quiero tomarme estos próximos meses un poco más tranquilo, guardando un poco de energía tanto física como mental para poder luego preparar el Ironman de Hawaii a tope en agosto y septiembre.

Publicidad

Después de dos participaciones en los JJOO, ¿qué te motivó a dedicarte de lleno en la larga distancia? ¿A qué crees que se debe tu progreso tan rápido y espectacular en una de las distancias más exigentes?

La larga distancia siempre me había atraído, de hecho cuando empezamos a hacer triatlón nuestros máximos referentes eran los triatletas de larga distancia como Mark Allen, veíamos los videos de Eurosport sobre el Ironman de Hawaii y otros Ironmans y pruebas de larga distancia y flipábamos, por lo que era cuestión de tiempo que acabáramos haciendo larga. Después de los ciclos olímpicos de Sydney y Atenas me pareció buen momento para encontrar una nueva motivación y por eso me dediqué a mis primero Ironman. Si bien mi primer contacto con la larga distancia fue en el Mundial de Ibiza que gané en 2003. Mi progreso para nada fue rápido, los tres primeros Ironman en los que tomé la salida no conseguí terminarlos, incluso llegué a pensar que me estaba equivocando al hacer larga distancia, pero con paciencia y trabajo al final las cosas fueron saliendo y he ido mejorando año tras año.

Has comentado en muchas ocasiones que tu hermano Hektor fue muy importante para lanzarte al mundo del triatlón. ¿Qué papel juega la familia y el entorno cercano cuando se pasan muchas semanas de entrenamiento y competiciones fuera de casa?

En mi caso ha sido fundamental. El apoyo de nuestros padres ha sido total, sin su ayuda no estaríamos donde estamos, siempre nos han inculcado la afición por el deporte y nos han ayudado en todo lo posible, haciendo grandes sacrificios muchas veces y son los responsables de que hayamos llegado a donde hemos llegado. Ahora es mi novia Rut la que me ofrece ese apoyo más cercano, pero por supuesto mis padres siguen ahí dispuestos a echar una mano siempre así como el resto de mi familia y amigos.

Desde hace ya unos cuantos años afirmas que eres ovo-lácteo-vegetariano. ¿Qué significa exactamente y cómo afecta eso a tu entrenamiento y a tu rendimiento? ¿Porque tomaste esa decisión?

Desde hace 18 años no consumo ni carne ni pescado, pero si huevos y lácteos ocasionalmente. Creo que afecta de manera muy positiva a mi rendimiento porque me ha hecho ser más consciente de lo que como y ha hecho que me tenga que informar mucho de nutrición a lo largo de los años de manera que al final he llegado a encontrar la forma de alimentarme que además de adaptarse a mi forma de pensar me ayuda a obtener el mejor rendimiento posible. Antes de dar el paso al vegetarianismo llevaba unos años pensando si realmente era necesario todo el sufrimiento que se causa a los animales para alimentarnos, empecé a informarme de esta opción que había de alimentarse sin consumir animales y finalmente me decidí a probarlo. Desde el principio me encontré muy bien y si bien ha supuesto algunas dificultades e incomodidades, sobre todo a la hora de comer fuera de casa, siempre he tenido claro que este es el camino que quiero seguir.

Esta temporada te has convertido en un estandarte para la marca de nutrición y suplementación, Multipower. ¿Qué incidencia tienen una correcta nutrición y suplementación en el rendimiento de un deportista de élite? ¿Qué recomiendas al deportista popular en ese sentido?

Contar con los productos de Multipower para mis entrenamientos, competiciones y recuperación es un respaldo muy importante, lo que ingerimos es la gasolina para nuestro cuerpo y debe ser de la máxima calidad si queremos luego que el rendimiento sea lo mejor posible. La gama de producto de Multipower es tan extensa que cubre de sobra todas mis necesidades, y sin duda Multipower ha sido un pilar fundamental en mi buen inicio de temporada.

Para acabar, como triatleta de larga distancia, ¿qué les dirías a todos aquellos triATLETAS que quieren iniciarse en la LD?

Que no tengan prisa, este es un deporte de fondo donde la constancia y la paciencia son primordiales. Hay que establecer un plan e ir cumpliéndolo poco a poco, para poder llegar a la meta final y disfrutarla pero también disfrutando de todo el proceso. El disfrute del día a día es fundamental, es por lo que hacemos lo que nos gusta, no hay que pensar sólo en la competición hay que disfrutar cada entrenamiento y cada paso que vamos dando por el camino.

Web Oficial
@enekollanos
Publicidad