Publicidad

En el noveno programa de Transiciones charlamos con el campeón Iván Raña que terminó sexto en el Thomas Cook Ironman 70.3 Mallorca. El gallego explicó que su idea inicial era correr en Barcelona y tuvo que cambiar la prueba para competir en Baleares. Raña comentaba que iba muy ilusionado a la prueba ya que conocía el circuito, el puerto, la carrera a pie y que, sobre todo, le encantaba que el ambiente fuera brutal. Nos dijo que justamente fue a Mallorca por eso, porque los espectadores y seguidores siempre hacen que no haya un momento en el que uno no esté motivado.

¿Con qué expectativas te enfrentabas al Ironman 70.3 Mallorca?

Las expectativas eran un poquito mayores porque quería intentar subir al podio. Creo que físicamente estoy para hacerlo, pero sí que es cierto que quizá tengo el motor un poquito quemado después de Sudáfrica. Nunca me había dejado tanta resaca un Ironman. Empecé a entrenar en serio pero aún no estaba recuperado del todo. Cuando noto que no soy capaz de subir las pulsaciones a tope, de sufrir cuando vas al límite, ni de salir arriesgando, sino que a ritmo medio voy bien, eso es indicativo por la experiencia que tengo de que necesito un poco de relax.

Saliste en el grupo cabecero del agua, muy cerca del primero. Fue en la bici quizá que Andreas Dreitz empezó a marcar la diferencia. ¿En qué momento de la bici viste que se te escapaba la carrera?

Publicidad

En cuanto empezamos a subir el puerto dije ui…se ve la cosa complicada. Pero hubo un momento en que lideraba el grupo perseguidor, y me dije de intentar forzar un poco a ver si se enciendiaba el motor de verdad. Me descolgué de ellos unos 20 segundos o 30, casi un minuto. Y dije “en la bajada me tiro para abajo a ver si los engancho”. Pero cuando vas tan ciego también trazas peor. Aún así, recuperé un poco y los volví a ver. Pero no fui capaz de renacer con ese grupo que iban 5 o 6 triatletas. Sabía que aún no estando a tope corriendo tengo un buen ritmo en las piernas, pero era muy difícil recuperar.

En la prueba estábais cuatro españoles en la élite: Fidalgo, Nadal, López y tú. ¿Esto ha cambiado mucho des de hace unos años?

Muchísimo. En el 70.3 corría igual un español, si corría alguien. Ahora hay muchos participantes y eso es bueno, está cogiendo mucho peso. Es más, creo que ha sido una distancia ideal para mucha gente que no le gusta el olímpico, que le gusta la larga, el no drafting, y que el Ironman se les hace un poquito demasiado largo aún. Es una distancia que tiene un componente de fondo, de dureza, incluso un poco místico y que no llega a la salvajada del Ironman.

¿Qué pasa con las chicas que el triatlón español de larga distancia no acaba de despuntar?

Lo de las chicas creo que es un tema más cultural. Yo he escuchado de pequeño qué deportes eran de chicos o de chicas, y muchas se han criado con ello. Las chicas que practican triatlón evidentemente pasan de eso pero se apuntarían más chicas si no fuera por ese lastre que llevamos. Además, por lo que a la larga distancia se refiere, también creo que es un tema cultural pero esta vez de la cultura del esfuerzo. Nuestro país, al menos lo que vivo yo, cuando voy a entrenar no es muy alta la cultura del esfuerzo. Aquí se respeta más al ganador. Eso a veces a mi me entristece un poco porque lo has dado todo y no recibes ningún tipo de reconocimiento. Lo respiro más en sitios como Nueva Zelanda o países del este de Europa donde se respeta mucho más el esfuerzo.

Tienes unos objetivos TOP para esta temporada. El primero es Austria y el siguiente es Kona. ¿Cómo te ves para llegar a Austria que es la siguiente cita? 

En Austria espero llegar ya fresco como una lechuga, creo que tengo el ritmo en las piernas ahora. Solo falta recuperar un poquito más, hacer un poco de base y otra vez kilómetros aunque no muy fuertes, que ya he trabajado mucho la intensidad.

¿Cómo te ves para Kona?

Para Hawái voy con la experiencia de 3 años, con la experiencia de llevarme muchos palos, incluso el año pasado otro más. Y saber que hay que disfrutar del camino, no solamente del día de la prueba por que sino estas perdido. Espero que con eso llegue allí y saque el mejor rendimiento. Creo que puedo luchar por el podio. Si hago el 10 el 15 o el 20 pues lo haré. Pero voy a intentar disfrutar de la carrera. El año pasado, cuando me bajé tan atrás me costó. Corrí a tope ahí y no disfruté. Este año si me pasa lo mismo intentaré disfrutar de la carrera. Creo que con la experiencia de todos estos años, y tal y como me encuentro, puedo llegar mejor que nunca. Es el objetivo.

Foto: Gonzalo Marchena

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí