Publicidad

Para los populares y menos populares, la elección del neopreno es un quebradero de cabeza. Pepe Navarro nos da unas pautas básicas para elegir con criterio.

Hoy en día los neoprenos han evolucionado mucho y no tienen nada que ver con los primeros neoprenos específicos de triatlón de los años 80. Las mejoras en los neoprenos les han dotado de unas prestaciones inimaginables hace unos años  y ahora mismo los mejores neoprenos del mercado poseen unas propiedades que nos hacen a todos mejores en el medio acuático.

Las cualidades más destacadas en los neoprenos actuales son los múltiples paneles de diferentes espesores y la elasticidad  que viene dada por un material avanzado combinado con diferentes espesores en el lugar adecuado para obtener el mejor ratio flexibilidad / flotabilidad posible.

El neopreno es una gran herramienta de entrenamiento que deberíamos usar más menudo seguramente, es necesario entrenar con el para una buena adaptación a la hora de las competiciones.  A diferencia de otros tiempos ahora es muy normal encontrar diferentes eventos o encuentros para su uso fuera de competición. Entrenamientos en grupo en aguas abiertas, diferentes travesías, en diferentes escenarios como pueden ser lagos, pantanos o en el mar. Todo esto hace al final que la inversión en un neopreno sea una buena opción tanto para los que compiten como para los que nadan solo por afición.

Es muy importante a la hora de elegir un neopreno hacernos con uno que este hecho para el uso que le vamos a dar, es decir comprar un neopreno de triatlón / natación y no intentar nadar con otro tipo de neoprenos que están destinados a otros usos (surf, etc). La economía de cada uno es el factor que nos decantara por modelos más básicos o superiores pero este tipo de neoprenos no específicos para nadar no son más que problemas para el atleta durante y después del segmento del agua, rozaduras, libertad de movimientos, gasto de energía extra, etc .

Publicidad

Para describirlo de una forma más clara diría que nadar el segmento de la natación con un neopreno de surf o similar sería como afrontar el sector de ciclismo con unas ruedas pinchadas.  En caso de no tener alternativa es mejor nadar sin nada.

Pepe Navarro: General Manager – Hedcycling International SL Europe

SPEEDINC
Publicidad