Después de un trayecto en bús de ida i vuelta desde Barcelona a Sariñena con 40 bikers más para disfrutar de la Maratón Orbea Monegros era inevitable el debate entre las BTT’s de 26 y 29 pulgadas.
No podía antes de la carrera opinar demasiado ya que jamás había llevado una 29 antes que Orbea me cediera la ALMA 29 H10 para disputar los 120 km por los que discurría el recorrido.
Trás la prueba me veo en condiciones de dar unos argumentos fundamentales en el momento de decidir la elección de tu BTT, siempre en función de las características físicas y técnicas del biker y de los recorridos que realice habitualmente.

¿Eres un ciclista agresivo con ciertas dificultades técnicas que disfrutas bajando las trialeras y no te importa sufrir un poco más en las subidas técnicas?

Tu bici es una 29.

¿Eres un sufridor nato, te encanta subir las trialeras más técnicas de la montaña y no te gusta arriesgar en las bajadas ni la velocidad en terrenos llanos?

Una 26 te resultará mucho más práctica.

Si te gusta rodar, esquivas cualquier trialera de subida o de bajada y lo tuyo son circuitos de pistas sin demasiada complicación pero te gusta apretarle a las bielas en busca de picos altos de velocidad, también te recomiendo una 29.

Si eres un biker con un centro de gravedad bajo (entiéndase de estatura s o m) tendrás alguna dificultad al dominar una 29 en según que situaciones, en ese sentido un biker L o XL va a sacar mucho más rendimiento a la 29 de manera paralela a la dificultad en dominar una 26 en bajadas técnicas (este es mi caso).

No se si este pequeña reflexión en voz alta puede ayudar a algún indeciso. Aquí os he dejado un resumen de la experiencia de buenos ciclistas y también la mía.

Saludos

Comentarios

comentarios