Brooks renueva su icónico modelo Glycerin con la versión 21, ofreciendo más amortiguación, ligereza y un diseño para corredores de todos los niveles.

La zapatilla de running Brooks Glycerin, conocida entre sus usuarios por su contrastado confort y amortiguación , regresa con su última versión: la Glycerin 21. Este modelo es una auténtica declaración de intenciones de Brooks para seguir como una marca referente en el mercado del running y vuelven con un giro más de tuerca a a este modelo. Una vez más la Glycerin demuestra la innovación continua en la creación de calzado de alto rendimiento de la firma nacida en Filadelfia en 1914.

Desde casi el origen de este modelo, la Glyceron fue lanzada para corredores que valoran la suavidad y el confort durante sus entrenamientos diarios. Alho que ya estaba muy logrado pero que este nuevo modelo mejora con la  incorporación de  mejoras significativas que aseguran una vuelta de tuerca más a uno de sus modelos estrella.

Una de las innovaciones más destacadas en este nuevo modelo es la inclusión del material DNA LOFT de tercera generación con nitrógeno infusionado, que proporciona una amortiguación aún más eficiente y confortable. Este avance técnico no solo aumenta la comodidad general de la zapatilla, sino que también reduce su peso, logrando que la Glycerin 21 pese solo 278g en el modelo masculino (T43) y 249g en el femenino, (T39) facilitando así una carrera más ligera y dinámica.

El diseño del upper también ha evolucionado, incorporando una malla técnica rediseñada que mejora la transpirabilidad y ofrece un ajuste más flexible y adaptable. A pesar de su apariencia sutil y su continuidad estilística con versiones anteriores, el cambio material en el área media de la zapatilla es notable, enfocado en proporcionar un soporte y confort superiores.

La nueva Glycerin 21 no es solo una zapatilla para corredores con pisada neutra, sino que también se presenta en la versión Glycerin GTS 21 para aquellos que requieren soporte adicional por exceso de pronación, asegurando que cada corredor encuentre su ajuste ideal y específico para su estilo de carrera.

La mediasuela, el corazón de la zapatilla, ha sido siempre un punto fuerte de la serie Glycerin, destacando por ofrecer una amortiguación excepcional. Brooks ha llevado esto un paso más allá al aumentar en 2mm la cantidad de material amortiguador bajo los pies, mejorando así la absorción de impactos y el confort durante la carrera. Este ajuste no solo proporciona beneficios en términos de comodidad, sino que también asegura una respuesta más efectiva al variar la intensidad de los ritmos durante el entrenamiento.

La suela, rediseñada con el nuevo compuesto Roadtack, combina durabilidad y ligereza, ofreciendo una resistencia mejorada y una tracción eficaz. El diseño de la suela también se ha pensado para ofrecer una estabilidad incrementada a través de una base de contacto más amplia con el suelo, lo cual es fundamental para la seguridad y el desempeño en diversas superficies de carrera.

En definitiva, la Brooks Glycerin 21 promete seguir siendo una de las mejores opciones para corredores de peso medio-alto que buscan una zapatilla versátil, capaz de acompañarlos en entrenamientos diarios a ritmos medios y en competiciones, preferiblemente de distancias más largas.

Con su enfoque renovado en el confort, la respuesta y la adaptabilidad, la Glycerin 21 se establece como un referente en el mercado de zapatillas de running, preparada para satisfacer las exigencias de corredores novatos y experimentados por igual.

Respecto al precio, lo de siempre, el PVP en la página oficial de BROOKS en España es de 180€ pero podéis encontrar diferentes precios tanto en venta On Line como en vuestra tienda física de confianza.