Foto: EFE

La flexibilidad, la fuerza, la resistencia y la velocidad son capacidades importantes en cada uno de los deportes. Sin embargo, también lo es la técnica. Por ello, debemos tenerla en cuenta en cada uno de nuestros entrenamientos. Es en especial en la disciplina de la natación donde se requiere una gran técnica para mejorar nuestro rendimiento en el medio acuático. Hoy os traemos 5 buenos vídeos que os vendrán de lujo para terminar de pulir los errores más comunes en triatletas.

1. Lo primero es lo primero: un repaso general por la técnica de crol 

Debemos mantener una posición del cuerpo hidrodinámica, que nos facilite realizar movimientos propulsivos y reducir fuerzas de resistencia en el avance. Este vídeo es el repaso de la técnica que todo buen nadador necesita ver una vez en su vida: rodillas muy poco dobladas, respiración controlada, codo alto y otros puntos claves que nos iluminarán el camino hacia un mejor rendimiento.

2. Técnica del viraje

A pesar de que en las aguas abiertas no es necesario virar, incorporar los virajes en nuestros entrenamientos en piscina no solo nos aportan un mayor control en el medio acuático, sino que es la técnica más práctica para mantener nuestro ritmo de nado y no perder tiempo en la pared de la piscina. Los expertos suelen recomendar aprender este ejercicio cuanto antes e incoporarlo, en la medida de lo posible, en nuestras series de estilo crol.

3. Tips para mejorar la patada de crol

Por último queda el papel de la patada. Fundamental en este estilo. Nuestras piernas deben mantenerse cerradas y juntas y no debemos flexionar a penas las rodillas. Para eso debemos trabajar la forma, el ritmo y la transición: las fases determinantes para dominar una patada equilibrada y estable. Cuánta más efectiva sea tu patada en el estilo crol, mejores serán tus resultados.

4. Los mejores consejos para nadar rápido

Dominar la técnica en crol es muy importante, pero también lo es el trabajo de fuerza y core. Si estamos en nuestro mejor estado físico no conseguiremos ver los resultados que esperamos. Por eso, es recomendable dedicar algunas horas de gimnasio aparte de las sesiones de natación, o bien trabajar series cortas con herramientas que potencien nuestra fuerza, como son las aletas y manoplas. Con los demás consejos solamente, sin este trabajo previo, no obtendremos los resultados deseados.

5. Frustraciones fuera de la piscina 

Es la historia diaria de muchos triatletas que al venir de otras disciplinas como el ciclismo o la carrera a pie no se sientan a gusto con la natación. Lo primero es aceptarlo: dejad de lado vuestras frustraciones y empezad a buscar un cambio desde ya. Un gran vídeo para aprender a reconectar con esta disciplina y disfrutar de nuevo en el agua.

Comentarios

comentarios