Publicidad

No solo hay que tener cuidado con los entrenamientos a la hora de evitar lesionarse al correr, también hay que cuidar otros aspectos muy importantes como la nutrición.

Correr es una excelente manera de mantenerse en forma, pero también es una actividad de alto impacto que puede causar lesiones si no se cuidan algunos aspectos como nuestra alimentación.

Aquí os dejamos algunos consejos de nutrición que os ayudarán a prevenir lesiones a la hora de correr:

  1. Una dieta equilibrada: una dieta equilibrada y variada que incluya una variedad de alimentos ricos en nutrientes es fundamental para mantener una buena salud en general, incluida la salud ósea y muscular. Intenta asegurarte de incluir en tu día a día variedad de frutas y verduras, proteínas magras, grasas saludables y carbohidratos complejos en la dieta.
  2. Consumir suficientes calorías: es importante asegurarse de consumir las suficientes calorías para poder cubrir nuestras necesidades energéticas diarias, especialmente si corres con frecuencia. Si consumes muy pocas calorías, puedes perder masa muscular y ser más propenso a sufrir lesiones.
  3. Hidratarse adecuadamente: asegúrate de beber suficiente agua antes, durante y después de correr para mantenerte hidratado. La deshidratación puede afectar al rendimiento y aumentar el riesgo de lesiones.
  4. Consumir suficiente calcio y vitamina D: el calcio y la vitamina D son esenciales para la salud ósea, por lo que su consumo puede ayudar a prevenir lesiones. Intentar incluir alimentos ricos en calcio, como productos lácteos, sardinas y brócoli, y obtener suficiente vitamina D a través de la exposición al sol o suplementos.
  5. Incluir alimentos antiinflamatorios: ciertos alimentos pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que puede ayudar a prevenir lesiones. Entre estos alimentos se incluyen frutas y verduras frescas, pescado graso como el salmón, nueces y semillas, y especias como la cúrcuma y el jengibre.
  6. Evitar los alimentos procesados y azucarados: los alimentos procesados y azucarados pueden aumentar la inflamación en el cuerpo y contribuir a lesiones. Tratar de limitar el consumo de alimentos procesados y azucarados y optar por opciones más saludables y naturales es un aspecto importante para alejar a las lesiones.
Publicidad