5 consejos para mantenerse activo en invierno

0

Los mejores consejos para correr al aire libre en el invierno en los días fríos, muy fríos. No dejes que el mal tiempo te arruine tu rutina de entrenamientos. Tenemos que seguir activos en invierno para rendir más durante la temporada de carreras.

1. Caliéntate dentro de casa. Cuando hace frío fuera, es probable que quieras utilizar más ropa de la que deberías. Demasiada ropa es igual a demasiado sudor y a quedar totalmente mojado. Estar tan húmedo no es algo bueno si el sol se esconde detrás de una nube y aparece el viento. Por lo tanto, tendrías que vestirte como si el tiempo estuviera 20 grados más de lo que realmente está. Pero, ¿quién quiere empezar a correr si ya está temblando?. Una serie de ejercicios en casa como unos burpees, unos mountain climbers y subir y bajar unas cuantas veces las escaleras elevarán tu ritmo cardíaco y entrarás en calor en el primer kilómetro que hagas. De esta manera, el entrenamiento bajo el frío será más agradable.

2. Las cremalleras son tus amigas. Incluso si vas vestido adecuadamente, verás como el viento o las nubes pueden afectar en gran medida tu sensación térmica mientras corres. En el clima más frío, ponte una chaqueta con una cremallera entera encima de una camiseta de media cremallera. Esto te ofrecerá poder jugar con dos cremalleras, que podrás ir subiendo y bajando según la necesidad (estarás constantemente ajustando y te irá genial). La clave es llevar muchas capas.

3. Lleva siempre guantes contigo e invierte en unos buenos calcetines. Mucha gente lleva hasta más de un par de guantes, aún así raramente vas a utilizar más de un par de guantes y además pocas veces vas a poder hacer un entrenamiento entero con los guantes puestos. Por alguna razón, las manos de cualquier persona friolera se calientan al correr. Para los pies no seas tacaño e invierte en unos buenos calcetines. No creo que te resulte poniéndote uno encima del otro.

4. Usa un gorro o algo que te cubra la cabeza. Si tu cabeza está caliente, el resto del cuerpo también se mantendrá caliente. Es importante pues entrenar con la cabeza cubierta, ya sea con gorros, gorras, cintas. Teniendo en cuenta el material de cada pieza y el calor de cada uno. Es clave encontrar la pieza perfecta que no te agobie mientras corras y te la tengas que sacar. También es interesante que sea fácil destaparte las orejas. El hecho de hacerlo si tienes mucho calor en algún momento, hace que vuelvas a la temperatura deseada.

5. Tener un plan de escape. Este es quizás el consejo más importante, si vives en algún lugar realmente frío. Cuando hace frío fuera, a menudo se necesita muy poco para pasar de un entrenamiento bajo el frío, a un entrenamiento peligroso. Antes de salir es importante que sepas dónde puedes parar, recuperarte y calentarte. Además, debes llevar el teléfono móvil contigo siempre, o correr cerca de tu coche o tu casa. La hipotermia no es un juego. La congelación es muy dolorosa.

Estoy convencida de que con la ropa adecuada y la preparación oportuna se puede hacer un buen entrenamiento la mayor parte del invierno. Recuerda que no existe el mal tiempo y el frío, se trata de una mala elección de la ropa.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Núria Guirado

Terrassa, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB. Nado entre carreras, pedaleo buscando notícias y corro para contarlas. Apasionada y siempre intentando atrapar montañas.