Publicidad
Llamado vulgarmente “síndrome del limpiaparabrisas” es un síndrome que afecta sobretodo a los corredores de fondo, como consecuencia de la fricción repetida del tendón de la fascia lata con el cóndilo femoral externo, por el movimiento de flexo extensión de la rodilla.

En los casos más graves se pueden dar bursitis en la parte externa del cóndilo femoral.

Descripción

El músculo tensor de la fascia lata se origina en la parte antero lateral de la cresta ilíaca, su trayectoria se dirige a lo largo del fémur convirtiéndose en la cintilla iliotibial, que se inserta en la tuberosidad externa de la tibia (Tubérculo de Gerdy).

Sus principales funciones son:

Publicidad
  • Abducción de cadera.
  • Participa en la flexión i abducción del muslo sobre la pelvis con un parámetro de rotación interna.
  • Ayuda a mantener el equilibrio monopodal.

Causas

Diferentes factores pueden derivar en un Síndrome de la Cintilla Iliotibial, aunque los principales son:

  • Genu varum o varo de rodillas (rodillas en paréntesis).
  • Supinación funcional o estructurada de los pies.
  • Calzado deportivo incorrecto, muy gastado.
  • Retracciones musculo aponeuróticas (fascias) que afectan al tensor de la fascia lata.
  • Un exceso de pronación durante la carrera y como consecuencia un incremento de la rotación interna tibial.

Signos y Síntomas

  • En ocasiones aparece bursitis en la parte externa del cóndilo femoral (ver foto).
  • Dolor al esfuerzo en la cara externa de la rodilla, que se puede irradiar hacia el muslo o rodilla.
  • A veces puede notarse la sensación de roce externo.
  • Las molestias pueden incluso obligar al deportista a cesar su actividad deportiva.
  • En casos más graves puede afectar en la actividad de la vida cotidiana.

Diagnóstico

Para diagnosticar con toda seguridad, son necesarias una serie de maniobras:

  • Prueba de Noble: dolor a la palpación del tubérculo, más vivo a 30º de flexión.
  • Prueba de Renne: dolor después de sobrepasar 30º de flexión en apoyo monopodal.
  • Dolor a la palpación a lo largo del recorrido del tensor de la fascia lata y la cintilla iliotibial.

Tratamiento

El tratamiento ha de ser multidisciplinar, con tratamiento médico, fisioterapéutico y podológico.

Enumeraremos una serie de tratamientos pero debe ser el especialista quien tome las directrices de cual o cuales son los más adecuados según la gravedad.

  • Estiramientos específicos para la banda iliotibial.
  • Antiinflamatorios generales y locales, incluso infiltraciones en caso de bursitis asociada.
  • Cambiar terrenos inadecuados de entrenamiento.
  • Revisar el calzado y renovarlo si es necesario, dejándonos aconsejar por especialistas en running.
  • Acudir al podólogo para realizarse un estudio biomecánico completo.
  • Si el podólogo detecta cualquier anomalía estructural en piernas y/o pies (genu varo, pies supinados) le realizará unos soportes plantares para una mayor funcionalidad y reparto de cargas.
  • En los casos más graves hay que recurrir a la cirugía.

Carles Toboso Gregori D.P. nº col. 145
Podógo de Podobio Sport Solutions

Podobio ofrece un 20% de descuento en todos los servicios de Podología i Biomecánica, a todos los lectores de triATLETAS en RED (Promoción no acumulable a otras ofertas)

Publicidad